Vitoria estrena ordenanza sobre mascotas

Vitoria-Gasteiz acaba de estrenar una ordenanza municipal donde protege los perros, con multas de hasta 3.000 para sus dueños y que prohíbe la exhibición de animales en el circo.

«Año nuevo, vida nueva», dice el refrán, y en Vitoria-Gasteiz parece ser que se lo han tomado al pie de la letra. Si en 2012 fue Capital Verde Europea (a lo que también aspiran Zaragoza y Santander en 2016) y el año pasado ostentaron el título de Capital Gastronómica, en 2014 ha estrenado una nueva ordenanza sobre animales, que afecta en especial a los perros, donde sus derechos quedan ampliamente reconocidos.

Medidas como la obligación de censarlos no tienen nada de extraordinario, pero si que llaman la atención, por ejemplo, que no podrán pasar atados más de ocho horas o quedarse solos en casa o en locales más de tres días seguidos. Los vehículos tampoco se podrán utilizar como alojamiento habitual de los canes, y la multa para los vitorianos que tengan al perro encerrado en el balcón o en locales sin el alojamiento ideal pueden llegar a los 750 euros.

Capítulo aparte merecen los que no vacunen a su mascota o adiestren a los perros para peles, para los que la nueva ordenanza establece multas de hasta 1.500 euros o los 3.000 euros de sanción si se abandona un animal en la capital alavesa. Otro de los puntos de la ordenanza señala que los animales no podrán pasar más de cuatro horas en el coche;y que en verano no se podrá aparcar al sol si el animal se queda en el coche.

La norma también obliga a que los vitorianos faciliten comida y bebida (no alcohólica) a sus mascotas y a que los perros puedan hacer sus necesidades fisiológicas en buenas condiciones, y mantiene la obligación de recoger los excrementos. Finalmente, queda pendiente de aprobación el decreto del Ayuntamiento que regule las zonas donde podrán soltarse los perros -salvo las especies más agresivas-, ya que queda prohibido dejarlos libres en parques o zonas infantiles.

Pero si hay un aspecto que ha levantado polémica es la prohibición del uso de animales salvajes en el circo, medida que ya tomó Barcelona, y en otros espectáculos. El pasado mes de agosto, en las fiestas de La Blanca, el circo ya no exhibió animales, lo que despertó las críticas de sus responsables. En el limbo quedan las exhibiciones de serpientes, que se han celebrado en algunas ferias.

Por su parte, las asociaciones animalistas aplauden la ordenanza a la vez que critican que no se hayan vetado las corridas de toros, que, junto a las carreras de burros, quedan exentas de la ordenanza porque «la polémica sería tremenda», según Encina Serrano, Concejal de Cultura hasta noviembre.

Vía: El Mundo

Foto: Nomadic Lass

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...