Un pueblo de envases

Ecoembes ha puesto en marcha una nueva y original campaña para concienciar a toda la población sobre la importancia que tiene reciclar los envases.

¿Te imaginas una escultura de tu pueblo hecha con los envases que habéis reciclado en las últimas semanas? Esto es lo que les ha pasado a los vecinos de Medinaceli, en Soria, que se encontraron con una escultura de la silueta de su pueblo echa con los envases que ellos mismos habían depositado en los contenedores. Las dimensiones de la escultura hablan por si solas: tres metros de alto, cinco de largo… y más de 1.000 envases para hacerla posible.

Detrás de esta original iniciativa está la última campaña de Ecoembes, que busca concienciar a los ciudadanos sobre la importancia que tiene el reciclaje en el cuidado del medio ambiente. El nombre de la campaña, ‘Pueblo’, no podría ser más acertado, ya que los generadores de la materia prima para la escultura del pueblo fueron, precisamente, los habitantes del propio pueblo.

Ayudar a la naturaleza reciclando nuestros envases es muy fácil. Solo tenemos que separarlos según el material con el que estén hechos y depositarlos en el contenedor correspondiente: los de plástico al amarillo, los de papel o cartón al azul y los de vidrio en el verde. Como vemos, un gesto muy simple que cualquiera puede hacer en casa y en el que prácticamente no invertirá tiempo.

Por ahora, hemos superado la barrera del 70% de envases domésticos reciclados, un hito que no se habría podido lograr sin que cada uno haya aportado su granito de arena; pero todavía se puede dar un paso más. Ecoembes también ha puesto en marcha un concurso en Twitter entre diferentes pueblos. Para participar solo hay que elegir con qué pueblo hacerlo, con el hashtag #puebloCultureta o con #puebloVerbena. El premio, una noche en una estancia rural para dos personas. Todo sea por seguir reciclando los envases que generamos cada día.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...