Tráfico de animales, un negocio para pocos

El tráfico de animales es uno de los negocios más redituables. Por detrás del trafico de drogas y el de armas, el tráfico de animales es el tercer negocio ilícito que más dinero genera, encegueciendo la mente de varias personas que, motivadas por la ambición del dinero, potencian un mercado con muchos perjudicados en el medio.

Manada Elefantes

Tráfico de animales, un negocio para pocos

Alguna vez se han puesto a pensar ¿Por qué hay gente que roba animales? ¿Por qué existe el tráfico de animales? ¿Por qué hay personas que avalan esos terribles hechos? ¿Por qué hay mujeres que visten con mucho honor pieles de animales?

¿Cuántas injusticias, no? La dura realidad nos muestra que el tráfico de animales es un negocio para muy pocas personas que hacen la “vista a gorda” a todas las regulaciones que existen, explotando un negocio que pone en peligro a miles de especies de animales. Esto inevitablemente conduce a muchas de ellas al lamentable camino de la extinción.

El tráfico de animales es uno de los negocios más redituables. Por detrás del trafico de drogas y el de armas, el tráfico de animales es el tercer negocio ilícito que más dinero genera, encegueciendo la mente de varias personas que, motivadas por la ambición del dinero, potencian un mercado con muchos perjudicados en el medio.


Un claro ejemplo que muestra este comercio ilícito es el del marfil. Hace una década que el comercio de marfil se prohibió a nivel internacional. No obstante esto, hay claras pruebas que se sigue produciendo. Tanto comerciantes indios, para hacer sus artesanías, como extranjeros adinerados, adquieren el marfil continuando con este comercio ilícito que perjudica a miles de animales.

Y   así es como con el tráfico de animales se produce un lamentable y detestable negocio. Generalmente inicia con alguna demanda, en su mayoría proveniente de países ricos, que desencadena el negocio. Los encargados de conseguir el animal solicitado, los traficantes, se ponen en contacto con los proveedores iniciales, los cuales capturan varios ejemplares del animal pedido, ya que saben que durante el transporte muchos de ellos mueren (se estima que el 80%).

A estos proveedores iniciales se les suele pagar una cuantía mínima, siendo los traficantes, el nexo, los que se llevan el gran dineral.

Realmente es un negocio que cuesta poner un freno. Las ambiciones son muchas y el dinero que se maneja llega a cifras altísimas. Sumado a esto, muchas son las personas que se enorgullecen de llevar animales en sus vestimentas o tenerlos de alguna manera en sus hogares.

Para concluir os cuento que entre las especies más amenazadas en este comercio ilícito se encuentran el tigre de Siberia, el cocodrilo del Nilo, el águila imperial ibérica, la nutria gigante, el gorila de montaña, el panda gigante y el rinoceronte negro africano.

Desde Zona Catastrófica anhelamos se consiga abolir este mercado negro y se vele por la vida de todos los animales.

Foto: Imagen de katja en Pixabay 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...