Repsol indemnizará a Nueva Jersey por la fabricación del agente naranja

Repsol e YPF indemnizarán con 130 millones de dólares a Nueva Jersey por la contaminación producida al fabricar agente naranja por una planta química que compraron hace unos años.

El famoso agente naranja, esa arma química que los Estados Unidos utilizaron durante la Guerra del Vietnam y cuyos efectos continúa sufriendo la población vietnamita cuando ya se ha superado el medio siglo del conflicto, vuelve a estar de actualidad. Repsol e YPF han llegado a un acuerdo con el estado de Nueva Jersey para indemnizarlo con 130 millones de dólares (unos 100 millones de euros) por la contaminación del Río Passaic, la Bahía de Newark y otras aguas y propiedades cercanas con dioxinas fruto de la fabricación del agente naranja.

Como podemos imaginar, la historia viene de lejos, de mucho antes que la ya extinta Repsol-YPF se hiciera con el control de la planta química que producía este arma. Todo empezó entre los años 40 y 60, cuando Diamond Shamrock Chemical, planta química filial de Maxus Energy, vertió al agua las dioxinas cancerígenas producidas en la fabricación de herbicidas y pesticidas, entre los que se incluye el agente naranja. Cuando en 1986 Maxus vendió la planta a una filial de Occidental Petroleum Corporation indemnizó tanto a Diamond como a Occidental por las responsabilidades medioambientales relacionadas con los vertidos realizados antes del cierre de la transacción, en septiembre de ese año.

YPF entra en escena en 1995, cuando adquiere Maxus; y Repsol lo hizo cuatro años después al comprar YPF. De esta forma, tanto Repsol como YPF se vieron involucradas en la demanda que el Departamento de Protección Medioambiental y el Spill Compensatio Fund de Nueva Jersey presentaron contra la planta en diciembre de 2005.

Según el último informe anual de Repsol, el juez encargado de la demanda había programado el juicio el próximo mes de febrero. El proceso judicial ha sido muy enrevesado, ya que entre medias el gobierno argentino nacionalizó YPF, lo que ha provocado el distanciamiento entre ambas compañías. Pese a todo, Repsol e YPF han acordado pagar 65 millones de dólares cada una, además de limitar su responsabilidad máxima en 200 millones de dólares en el peor de los casos para cada empresa. Ahora, todas las acusaciones se dirigen a Occidental Chemical, considerado sucesor legal de Diamond, que no ha participado en el acuerdo.

El arma química es una mezcla de dos herbicidas que el ejército estadounidense lanzaba desde aviones sobre Vietnam, arrasando miles de hectáreas de bosques. Se trata de un arma cancerígena, que provoca malformaciones en los descendentes de la población expuesta a ella y que dejó secuelas tanto entre los vietnamitas como entre los soldados estadounidenses. Su célebre nombre se debe al color de la banda que identificaba los barriles que lo contenían.

Fuente: El País

Foto: US Government Photography en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...