Rentabiliza al máximo la batería del smartphone

Regular el brillo, eliminar sonidos y vibraciones innecesarios o cerrar todas las aplicaciones cuando acabamos de usarlas nos ayudará a ganar autonomía con nuestro smartphone.

Los smartphones se han convertido en un compañero inseparable para mucha gente, pero todo el mundo tiene la misma queja: lo poco que dura la batería. Por eso, en este post vamos a ver algunos consejos para sacar el máximo partido a la batería y no tener que cargarla constantemente, lo que supondrá una reducción del consumo eléctrico -y de las emisiones- y alargará su vida útil.

  • Cerrar las aplicaciones: sin duda, uno de los grandes atractivos de los smartphones son las aplicaciones, una gran fuente de consumo de batería. Los fabricantes recomiendan que las cerremos o detengamos si no las utilizamos, y que eliminemos aquellas que ya no usamos. Hay aplicaciones que sirven para cerrar las que inconscientemente nos dejamos abiertas en un segundo plano.
  • La pantalla: hay una gran cantidad de factores que nos permitirán reducir el consumo de batería de la pantalla. El primero de todos son los fondos animados, que representan un importante consumo de batería, por lo que si prescindimos de ellos ganaremos autonomía. Otro aspecto a tener en cuenta es el brillo, ya que la alimentación de la pantalla es uno de los mayores consumidores de batería. Lo ideal es mantener el brillo a un nivel intermedio o activar la regulación automática según la luz del ambiente.

  • Notificaciones: los smartphones no dejan de recibir datos y notificaciones constantemente procedentes del correo electrónico, de las aplicaciones, etc., lo que repercute en la batería. Algunas aplicaciones permiten regular cada cuanto recibimos las notificaciones, con lo que también evitaremos distracciones.
  • Conectividad: aquí la cosa cambia según utilicemos wifi o datos, aunque en ambos casos si no utilizaremos internet durante un rato debemos desconectar internet, con lo que la duración de la batería se multiplicará. Si utilizamos datos y estamos en zonas con una mala cobertura podemos desactivarlos (o poner el terminal en modo avión, si no hemos de recibir llamadas). El wifi consume menos batería que las redes móviles, pero si no hay red disponible debemos apagarlo para que no esté buscando sin cesar una red que nunca encontrará. Si el dispositivo no puede conectarse a una red no deja de intentarlo, lo que representa un gran gasto de batería.
  • Vibración y sonidos: aunque parezca una tontería, la vibración o el sonido de cada notificación o al pulsar teclas también consume batería, por lo que deberíamos desactivar todos los sonidos y vibraciones prescindibles, como cuando pulsamos una tecla. Con una buena configuración de sonido, la batería será un poco más autónoma.

Como siempre, esperamos que vosotros también aportéis pequeños trucos para ahorrar batería del móvil.

Vía: La Vanguardia

Foto: clasesdeperiodismo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...