Regadíos ilegales para cultivos y más delitos ambientales

Por intermedio de una asociación que procura hacer el bien al medio ambiente nos hemos enterado de una situación altamente reprochable que merece nuestra atención. El lugar donde sucede esta situación ambiental reprochable es Doñana. Y la situación que nos alarma se trata de aproximadamente 600 hectáreas de regadíos ilegales para cultivos y varios delitos ambientales más. Conoce aquí las irregularidades que hay en Doñana donde el medio ambiente es la principal víctima.

Delitos ambientales en Doñana

Por intermedio de una asociación que procura hacer el bien al medio ambiente, WWF, nos hemos enterado de una situación altamente reprochable que merece nuestra atención.

El lugar donde sucede esta situación ambiental reprochable es Doñana. Y esta situación que nos alarma se trata de aproximadamente 600 hectáreas de regadíos ilegales para cultivos. Una gran porción de tierras que se han transformado ilegalmente en cultivos de regadíos luego del POTAD, Plan de Ordenación del Territorio del ámbito de Doñana.

Acompañando este hecho ilegal, en Doñana se observa varios delitos ambientales más: corta de bosque y siembra de cultivos de regadío, construcción de naves y balsas, perforación de pozos ilegales y hasta la eliminación de arroyos. Nosotros nos preguntamos, ¿Acaso nadie ha visto estos importantes delitos ambientales?



En este lugar realmente se observa una gran variedad de hechos ilícitos que atentan directamente contra el medio ambiente.

Afortunadamente, para ponerle una palabra, hace poco tiempo se puso fin a una de las tantas irregularidades ambientales que existen en esta zona. Se trata del caso de la finca Avispero (en la localidad onubense de Bonares) y de la condena a tres empresarios a casi cinco años de prisión por un delito contra la ordenación del territorio. Además, por el ilícito, estos empresarios deben pagar una indemnización que supera los 585.000 euros a la Junta de Andalucía.

Sobre el mencionado POTAD, es interesante que ahondemos en el objetivo del mismo. Este plan se aprobó en el año 2003 para poder poner orden a la distribución de los cultivos en esos momentos, la cual “dejaba mucho que desear”. Así, el plan definía, entre varios aspectos, la mayor parte de la superficie forestal como zona A. Esto significa que es una zona donde se debe cuidar al bosque: no se puede talar ni instalar campos de cultivo. Algo que, como hemos indicado arriba, se viola claramente.

Según WWF, desde la existencia del POTAD hasta el 2009, aparecieron aproximadamente 595 hectáreas en zona A. Una clara evidencia que pone de manifiesto varios delitos ambientales en la zona que requiere de una pronta intervención judicial para terminar con los ilícitos que atentan contra el medio ambiente de Doñana e incluso contra su economía.

Para concluir, os dejamos unas palabras de Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF España, “hay que afrontar la realidad y terminar de una vez con la sensación de impunidad en Doñana en cuestiones ambientales, ya que se acaba perjudicando al medio ambiente y a la propia economía de la zona”.

Vosotros, ¿Qué pensáis de esta situación en Doñana? ¿Cómo puede ser que existan tales delitos ambientales a la vista de todos? ¿Qué penas deberían recibir quienes pusieron estos cultivos ilegales, eliminaron arroyos y cortaron bosques?

Fuente: El Mundo
Foto: Doñana por Dubas en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...