Reducir, reutilizar y reciclar en 10 pasos

Si seguimos las tres erres del reciclaje, reducir, reutilizar y reciclar, podremos reciclar prácticamente todo lo necesario en nuestro día a día: ropa, productos de limpieza o el jardín, muebles…

Muchas veces habremos oído hablar de la regla de las tres erres: reducir, reutilizar y reciclar. Una de las principales consecuencias del reciclaje es el ahorro, pero si queremos cumplir con las tres erres al pie de la letra no podemos perder de vista estos 10 consejos:

  1. Reciclaje del papel: hay muchas formas de ahorrar papel, gastando el mínimo posible, reciclándolo, imprimiendo por las dos caras, etc. También podemos hacer nosotros mismos papel reciclado.
  2. Reciclar la ropa: uno de los grandes gastos para el bolsillo también es uno de los que más posibilidades nos permite. La más tradicional es heredarla entre familiares o donarla a ONG, pero también podemos transformarla pintando sobre ella, cortando pantalones largos y convirtiéndolos en cortos, etc.
  3. Reciclar para la limpieza: sin abandonar el punto anterior, las camisetas viejas también pueden convertirse en trapos; y los cepillos de dientes pueden darnos un último servicio limpiando la casa. Otras opciones son crear productos de limpieza uniendo restos de pastillas de jabón, posos de café o con la piel de los limones.
  4. Reciclaje sustitutivo: el reciclaje más útil es el que sirve para cubrir necesidades, o lo que es lo mismo, reciclando sustituimos algo que no tenemos y nos ahorramos comprarlo.
  5. Reciclaje decorativo: cada vez es más común utilizar materiales reciclados para decorar de forma original, económica y personalizada nuestro hogar o lugar de trabajo.
  6. Reciclar en el jardín: no abandonamos la faceta creativa, ya que si tenemos nuestro pequeño jardín o un huerto urbano podemos reutilizar de una temporada para otra macetas y jardineras, guías, cordel o abonos y pesticidas. Con los restos del café, del césped o las cáscaras de los huevos podemos hacer abono casero.
  7. Reciclar envases: ya sabemos que los envases de plástico como las garrafas o de vidrio tienen un sinfín de posibilidades como objeto funcional o decorativo, e incluso en algunos lugares las botellas se utilizan como paneles solares caseros.
  8. Reciclar muebles: otra oportunidad de ahorrar mucho dinero sin calentarnos demasiado la cabeza. Solo con pintar muebles viejos de otro color podemos cambiarlos de aspecto por completo, renovando por completo nuestro mobiliario. Otra opción interesante es forrarlos.
  9. Reciclar para revender o regalar: todo aquello que no utilicemos se puede vender o donar, siempre que esté en buen estado. Los más hábiles y creativos pueden hacer proyectos que puedan salir a la venta o convertirse en un magnífico regalo.
  10. Reducir antes que reciclar: acabamos con el consejo más importantes, ya que si prescindimos de un objeto no tendremos que reciclarlo. Reducir es lo más importante, aunque como hemos visto podemos reutilizar y reciclar todo lo imprescindible en nuestro día a día.

Vía: Ecología Verde

Foto: Municipio Pinas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...