¿Qué hacer con las pilas usadas?

Una sola de las pilas que utilizan los relojes de mano puede llegar a contaminar el agua de una pileta olímpica.

Pilas

Pilas

Aunque las nuevas tecnologías van avanzando a pasos agigantados, hoy en día todavía existen muchísimos aparatos electrónicos que necesitan de pilas para su funcionamiento.

Las pilas son una fuente de energía que produce electricidad a partir de reacciones químicas, que nosotros denominamos con ese nombre, aunque sus nombres son variados y derivan de la composición interna. Algunas pueden ser alcalinas, otras de carbón-zinc, níquel-cadmio, botón según tengan mercurio, litio y óxido de plata, zinc-aire.

Lo cierto, independientemente de su denominación, es que las pilas representan un problema muy grave a la hora de desecharlas cuando fueron usadas. Esto se debe  a que, por ejemplo, un micrópilo de mercurio puede contaminar 600.000 litros de agua al liberar sus componentes de mercurio o cadmio.


En un ejemplo un poco más representativo podemos decir que una sola de las pilas que utilizan los relojes de mano puede llegar a contaminar el agua de una pileta olímpica.

Situación sumamente grave si tenemos en cuenta que al entrar en contacto con la tierra y posteriormente a las napas de agua, contaminan la cadena alimentaria.

Lo cierto es que con el que el avance de la tecnología y la fabricación de pilas cada vez más pequeñas, en cierto punto, el consumo de las pilas fue muy grande, sin embargo, aun así, todavía no se pudo encontrar una forma sencilla y eficiente de deshacerse de ellas.

Es por eso que en Suecia, por ejemplo, desde el año 1986 se hace recolección de pilas; en Suiza está prohibido enterrarlas o depositarlas en rellenos sanitarios; en Austria se prohíbe arrojarlas con la basura común; en España ya no se fabrican pilas con alto contenido de mercurio y en Alemania obligan al fabricante y al comerciante a reciclarlas.

No quedan dudas de lo contaminante de estos elementos, es por eso que por empezar la recomendación es tratar de evitarlas. Inclinarnos más por los aparatos que se conectan a la red eléctrica o las pilas recargables, que por su mayor durabilidad son menos peligrosas, o todo tipo de aparatos que funcionen con energía solar.

Luego lo importante es no tirar las pilas con la basura de nuestro hogar, sobre todo en ciudades que cuentan con basurales a cielo abierto, ya que contaminarán fuertemente el suelo.

El siguiente paso es ponernos en campaña para conseguir información de organizaciones que se ocupen de la recolección dentro de tu ciudad. También podemos acudir al sitio donde compramos las pilas, los comerciantes tienen la responsabilidad de saber qué hacer con ellas.

Foto: Pilas por Scalespeeder en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...