Poniendo hilo a la aguja de la sostenibilidad

La energía hidráulica era básica en los inicios de la industrialización y por ello a finales del siglo XIX la fábrica Hilados Dusol se estableció junto a un río. Hoy, la energía que proporciona el salto de agua es simbólica, pero esta empresa de la zona nor-oriental de Cataluña, mira por la máxima eficiencia y la reducción de emisiones.

Empresas como Hilados Dusol demuestran que se puede producir de forma más sostenible

Los grandes paquetes de algodón reciclado que se acumulan en sus almacenes tienen que ver con esta política. Provienen de recortes de piezas de algodón que otra empresa de la misma región ha troceado. El uso de algodón reciclado tiene un menor impacto ambiental que el de algodón virgen o de fibra sintética, según el estudio realizado por la empresa Inèdit, surgida del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma.

Inèdit se encarga de mirar diferentes indicadores, no sólo el calentamiento global. Miden, por ejemplo, consumo de agua, consumo de recursos abióticos, como puede ser consumo de superficie de suelo. Es un perfil ambiental con diferentes indicadores. Entonces pueden comparar y haciéndolo ven que el algodón reciclado es óptimo.

El algodón triturado se mezcla con poliéster procedente de envases de plástico reciclados. Para obtener el color deseado se hacen mezclas de algodón blanco y de diversas tonalidades. Los porcentajes de cada uno deben estar muy bien estudiados para obtener los colores concretos del catálogo de la fábrica. Por eso, no hay más remedio que determinar de forma muy exacta qué porcentajes de cada algodón hay que mezclar para obtener el color final. Esto conlleva una complicación más, pero también aporta un gran beneficio: no es necesario utilizar tintes, que tendrían un coste económico y, sobre todo, ambiental. Además, una producción ecológica también permite tomar posiciones en el mercado.

Utilizar estos materiales más sostenibles también es una apuesta estratégica de futuro, ya que entre diez y quince años entre el 50 y el 70% de las piezas estarán hechas con productos reciclados. De hecho, hay grandes marcas que ya anuncian que para 2020 el 100% de sus productos textiles serán reciclados. Y es una apuesta que han hecho también a medio plazo para intentar huir de la competencia asiática que hoy en día domina toda la cadena del textil.

Los recortes acaban transformados en hilo de algodón con un pequeño porcentaje de poliéster, un producto ecológico del que Dusol fabrica unas 2.000 toneladas cada año. Con 175 gramos de algodón y tres botellas y media recicladas obtiene suficiente hilo para una camiseta convencional, que respecto a una de algodón virgen habrá permitido ahorrar 2.200 litros de agua, 2 kilos de CO2 y cuatro metros cuadrados de tierra de cultivo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...