Pesca de captura y suelta

Los ríos y lagos sufren problemas debido a la sobrepesca, por lo que modalidades como la pesca de captura y suelta se han convertido en esenciales para su supervivencia.

Pescar es una actividad relajante y una gran oportunidad para pasar el día en familia o con los amigos inmersos en un gran entorno natural. Ya sea en playas, lagos, pesca en ríos o pesca en  pantanos, la pesca recreativa también debe ser una actividad en la que tengamos en cuenta las necesidades de la naturaleza. Por eso, no hay que llevarnos a casa todos los peces que piquen, sino que podemos pescarlos y devolverlos al mar. Es lo que se conoce como pesca de captura y suelta o pesca sin muerte.

Si decidimos devolver los peces al agua, no basta con que estén vivos sino que hay que devolverlos en las mejores condiciones posibles para garantizar su supervivencia todo lo que podamos. El objetivo principal de esta actividad es conservar y renovar las especies de peces, y es una modalidad cada vez más arraigada en España. Por ejemplo, en todos los campeonatos de pesca que se celebran en Castilla-La Mancha se sigue esta modalidad, y en 1981 fue la primera comunidad con un coto de pesca sin muerte.

Hay dos factores clave para asegurarnos de que los peces se devuelven en el mejor estado posible: el señuelo que utilizamos y su manipulación. Respecto al señuelo, el mejor es el cebo sin mosca, ya que según algunos estudios la tasa de supervivencia de los ejemplares capturados así alcanza el 98%. EN cuanto a la manipulación, es esencial saber manipular los peces correctamente, ya que de lo contrario les podríamos causar daños que una vez de vuelta al agua harían peligrar su supervivencia.

Tampoco podemos dejar al margen la conservación de los peces capturados. Para evitar una manipulación excesiva podemos imitar la opción que se utiliza en algunas competiciones de pesca: el pescador los guarda en una red sumergida en el agua y una vez acabada la competición -en este caso, nuestra jornada de pesca- los libera.

Muchos pescadores se muestran contrarios a la pesca sin muerte, pero esta modalidad es imprescindible para garantizar la sostenibilidad de los ríos en una situación como la actual, con los ríos y especies como la trucha común o el salmón en estado crítico. Eso si, la pesca de captura y suelta no es la solución definitiva a los problemas de conservación de los ríos, ya que pescadores y administración deberían hacer un esfuerzo para acabar con temas como la contaminación, la deforestación, la deriva de caudales o la sobrepesca en algunas zonas.

Vía: Donde pescar

Foto: Luis Hernandez –

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...