París aleja del centro los coches más contaminantes

París creará zonas de bajas emisiones para mejorar la calidad del aire, además de tomar otras medidas para reducir la contaminación como sustituir los vehículos diésel.

Todas las alarmas saltaron en marzo, cuando la elevada contaminación del aire parisino llevó al ayuntamiento de la capital francesa a tomar medidas como la circulación de los coches con matrícula alterna o la gratuidad del transporte público. Con la idea de reducir la contaminación ambiental, ahora París quiere prohibir la circulación de los coches más contaminantes por el centro de la ciudad, para lo que creará las zonas de bajas emisiones (ZBE) que tiene pendientes de aplicar desde 2011.

En la práctica, la implantación de las ZBE impide el paso de los vehículos que más contaminan a través del control de unas etiquetas identificativas o mediante unas cámaras de control que diferencian y señalan a los coches que no pueden circular en la zona protegida por su matrícula. Pese a que este sistema lleva tres años aprobado, en 2011 decidió no aplicarse. Xavier Querol, químico ambiental e investigador del CSIC, define esta medida como un «cambio de rumbo muy importante» en la mejora de la calidad del aire parisino.

Querol añade que, tras el paso anunciado por París, España es el único país europeo sin ninguna ZBE. El Plan del Aire del ministerio de Medio Ambiente si que preveía su establecimiento a partir de 2015, por lo que este año debía crear un etiquetaje de vehículos. Sin embargo, Madrid y Barcelona ya han expresado su negativa a un sistema que si aplican Londres, Roma, Lisboa o medio centenar de ciudades alemanas. De nada sirven las divisiones de coches por su contaminación, ya que los ayuntamientos son los responsables de diseñar y aplicar las ZEB.

Las ZEB no serán la única medida que se aplique. Por ejemplo, los particulares que instalen filtros o renuncien a su vehículo diésel -más contaminantes- tendrán un año de transporte público gratis, los profesionales que sustituyan su furgoneta se encontrarán con ayudas financieras y se acelerará la sustitución de autobuses diésel según el concejal de transportes de la capital francesa, Christophe Najdovski, de Europa Ecología Los Verdes.

Cuando se den picos de polución, París adelantará la adopción de medidas como la circulación con matrículas alternas o el transporte público gratuito antes de que la polución sea extrema. También serán gratuitos los aparcamientos residenciales cuando se alcancen los 50 microgramos por metro cúbico de aire -por los 80 actuales- y, a partir del segundo día en que se superen estos 50 microgramos del listón de información, serán gratuitos tanto el servicio municipal de bicicletas como los coches de alquiler.

Vía: La Vanguardia

Foto: Dolarz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...