¿Para qué sirve el quinto contenedor?

Cada vez más municipios apuestan por el quinto contenedor, destinado a tirar la basura orgánica para facilitar su reciclado y reducir la cantidad de basura que llega a los vertederos.

Introducir un quinto contenedor es una de las mejores medidas que se pueden tomar para mejorar el reciclaje y reducir la basura que llega a los vertederos. De hecho, cada vez más municipios españoles apuestan por añadir este contenedor marrón a los cuatro tradicionales para aumentar el reciclaje de una materia orgánica que representa el 40% de los residuos que producimos en nuestro día a día. Pero… ¿sabemos qué es y para qué sirve este quinto contenedor?

Lo primero que hay que saber es que en el contenedor marrón hay que depositar los biorresiduos, la basura orgánica que generamos en la cocina o el jardín. Así, pretende impulsar la recogida selectiva de estos residuos para cumplir en el año 2020 el objetivo de recoger el 50% que establece la Unión Europea. Son contenedores fáciles de identificar debido a que normalmente son marrones, aunque en algunas localidades puede cambiar. Lo que siempre es igual es la etiqueta de «materia orgánica» o «biorresiduos» que lo identifica en español, catalán o euskera.

Destacamos estos dos idiomas porque son dos de las comunidades que más han apostado por él. Catalunya fue la primera en implantarlo, y en los últimos tiempos se ha expandido a Navarra y a Euskadi, donde se utiliza en ciudades como San Sebastián o Bilbao. Valladolid y Murcia son otras capitales de provincia donde encontramos este quinto contenedor, que a finales de año debería llegar a las calles de ciudades asturianas como Gijón, Llanes, Mieres, Avilés, Castropol o Cangas del Narcea.

Además de reducir la cantidad de basura orgánica que acaba en los vertederos, el quinto contenedor tiene muchas ventajas. Por ejemplo, se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero y la contaminación de suelos, ríos y acuíferos y se puede reutilizar para las renovalbes. Claro que también genera dudas entre los vecinos que no saben qué depositar ahí -o incluso desconocen su existencia- y los ecologistas indican que hay sistemas más efectivos como el puerta a puerta.

Si tu municipio está entre los que ya han instalado el quinto contenedor o lo hará próximamente, debes saber que si depositas residuos no orgánicos el reciclado será más difícil y de peor calidad. La basura se debe tirar en una bolsa cerrada, aunque hay localidades que solo aceptan bolsas biodegradables o que incluso las entregan a los vecinos junto a un cubo. También puede ser que los contenedores estén sellados para evitar que se mezclen con otros residuos y tengamos que utilizar una llave especial para abrirlo.

Vía: Eroski Consumer

Foto: Slastic

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...