Orina, fuente de energía y fertilizante ecológico

Actualmente, la orina ha tomado un papel mas protagónico dentro de las energías, cuando un grupo de investigadores de la Universidad de Ohio, en Estados Unidos, han resaltado la función de la orina para producir hidrogeno, el cual se podría emplear para conseguir energía renovable o bien para fertilizar cosechas de una forma ecológica. Veamos de qué se trata.

La orina como fuente de energia y fertilizante ecológico

La orina como fuente de energia y fertilizante ecológico

El cambio climático y las consecuencias negativas que estamos padeciendo en el medio ambiente, ha llevado a explorar el gran campo de las energías renovables, para obtener energía de otras fuentes que no perjudiquen la “salud del ambiente”.

Es así como hemos visto claros ejemplos de lugares que han comenzado a abastecerse energéticamente con medios diversos a los que utilizaban. Un caso es el de Uruguay que utilizan la cascara del arroz para obtener energía de biomasa, y otros casos se dan por emplear la energía eólica o solar, entre otras.

En este caso, una nueva fuente de energía que se está explorando concretamente, es la orina. Aunque les debo decir que no es tan nuevo. El utilizar la orina como fuente de energía ya se había comenzado a implementar años atrás, cuando científicos del Instituto de Bioingeniería y Nanotecnología de Singapur desarrolló una batería para detectar enfermedades, que obtenía la energía de la misma orina que se utilizaba para hacer los estudios de enfermedades.


Actualmente, la orina ha tomado un papel mas protagónico dentro de las energías, cuando un grupo de investigadores de la Universidad de Ohio, en Estados Unidos, han resaltado la función de la orina para producir hidrogeno, el cual se podría emplear para conseguir energía renovable o bien para fertilizar cosechas de una forma ecológica.

En este contexto, no olvidemos que la orina es una de los residuos más abundantes del mundo. Imagínense por un segundo la cantidad de orina que puede existir y la energía que se podría obtener a partir de ella, considerando que el hidrogeno se posiciona como el próximo sistema de generación eléctrica.

Incluso en los países nórdicos, Suecia en particular, ya se están evaluando mecanismos para redireccionar la orina de los correspondientes sanitarios para ser utilizada como fin energético o fertilizante ecológico.

Retomando la investigación de los científicos de Ohio, debemos mencionar que el principal inconveniente se encuentra en la escasez de tecnologías accesibles para el almacenamiento. Pero pese a esta dificultad, los científicos consideran que la solución podría hallarse en la urea, la cual es el componente esencial de la orina que se estructura en cuatro átomos de hidrogeno por molécula. Lo que ellos consideran, es utilizar un sistema de electrolisis para romper la molécula y lograr el hidrogeno sin la necesidad de emplear mucha electricidad (para liberar el hidrogeno se calcula que se necesita un 1,23 voltios, los científicos de Ohio, con su sistema, logran liberar el hidrogeno con 0,037 voltios).

Otra de las ventajas de utilizar la orina como fuente de energía, es que no solo la orina humana sirve a dicho fin, también se puede emplear la de la vaca. Se estima que con una orina de vaca, se puede suministrar energía para dar agua caliente a 19 viviendas.

Así mismo, la orina, al tener grandes cantidades de fosforo, puede implementarse como fertilizante ecológico, minimizando los aspectos negativos de utilizar fertilizantes químicos, con muy buenos resultados.

Esperemos se terminen de ajustar las variables para poder obtener un modelo concreto en el que se obtenga la energía a partir de la orina, o en su defecto, se utilice como fertilizante.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...