Obama retoma la lucha contra el cambio climático

Con los Estados Unidos a un paso de la independencia energética, Obama ha recordado la importancia de las energías limpias en la lucha contra el cambio climático.

Los Estados Unidos son uno de esos países que rechazan asumir los compromisos internacionales en la lucha contra el cambio climático como el Protocolo de Kyoto. Sin embargo, su actual presidente, Barack Obama, si que hace pequeños gestos para que su país emita cada vez menos dióxido de carbono pese a las dificultades que tiene para legislar al respecto. El último ejemplo lo encontramos en la gira que Obama ha hecho por California en la que ha aprovechado para defender las energías limpias.

Obama eligió un supermercado de la archiconocida cadena Walmart en la localidad de Mountain View para promocionar las energías limpias. El presidente estadounidense llegó a la tienda y dijo que aunque parecía un Walmart normal ese «no lo era», señalando los paneles solares, el sistema de refrigeración que también ahorra energía o la iluminación LED del establecimiento.

Según Obama, por primera vez en décadas los Estados Unidos están muy cerca de ser energéticamente independientes. Esto se debe al incremento de producción de petróleo tanto por métodos tradicionales como mediante fracking, pero también gracias a las «fuentes de energía del futuro» como la solar, cada vez más económica y fácil de usar. La producción de paneles solares ha crecido en un 500%, y su precio se ha reducido en un 60%.

Al Congreso todavía le queda trabajo por hacer en materia de cambio climático, explicó Obama, aunque no cuenta con los apoyos suficientes. Por eso, utiliza su poder ejecutivo para reducir las emisiones de CO2 y hacer frente a su impacto. Una de las medidas estrella fue una iniciativa del Departamento de Energía para construir edificios más eficientes, a la que se han sumado 190 negocios y organizaciones en tres años, ahorrando 300 millones de dólares en energía.

Walmart se ha unido a esta iniciativa, aunque los ecologistas de Amigos de la Tierra recuerdan que la cadena de supermercados, conocida por sus duras condiciones laborales, ni ha informado sobre las emisiones de gases que genera ni cumplió con sus compromisos medioambientales en 2012.

Ahora que el sector privado parece empezar a tomarse en serio la lucha contra el cambio climático, es el momento de que el sector público lo imite. Por eso, Obama anunció que se dedicarán 2.000 millones de dólares a hacer unos edificios más eficientes. Además, se pondrán en marcha programas de entrenamiento en los colegios para que más de 50.000 trabajadores puedan trabajar en la industria solar en el año 2020.

Vía: El País

Foto: jurvetson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...