Nuevo obstáculo para los coches eléctricos

El estudio anual de la consultora KPMG augura que la industria automovilística no apostará por la fabricación de coches eléctricos en un futuro cercano.

coche electrico

Los fabricantes aseguran que los coches eléctricos son poco competitivos.

Las esperanzas depositadas en la comercialización de los coches eléctricos se han esfumado con la llegada del estudio anual de la consultora KPMG. La realidad ha vuelto para romper la burbuja de excitación y optimismo creada por el gobierno del presidente Jose Luis Rodríguez Zapatero hace unos años, quienes pronosticaban que en nuestro país habrían 70.000 matriculaciones en 2013. Según los datos difundidos por KPMG la industria automovilística no contempla en un futuro un aumento en el número de ventas de los coches eléctricos porque las nuevas tecnologías han ganado la batalla en el terreno del medio ambiente.

Los directivos se escudan argumentando que los coches eléctricos puros, que se mueve únicamente con batería, carecen de la autonomía necesaria por su dependencia de puntos de recarga, lo que los hace poco competitivos y excesivamente caros para las prestaciones que ofrecen a los usuarios. Ambos aspectos han sido corroborados por una comisión de expertos de la UE reunida a principios de diciembre en Bruselas, pero si las autoridades no contribuyen a fomentar la venta de este tipo de vehículos con planes estratégicos y los fabricantes no defienden la aparición de coches eléctricos de calidad y a un precio asequible, los consumidores europeos continuarán dubitativos a la hora de cambiar de un coche que funcione con gasolina a otro eléctrico. Así, el círculo vicioso continúa retroalimentándose mientras el medio ambiente sufre el impacto de la contaminación automovilística.

En 2012, el número de coches eléctricos matriculados en España es de 472 unidades, cifra que retrocede mes a mes como consecuencia de las crisis económica que afecta a medio mundo y las desventajas que encontramos en ellos cuando los comparamos con los coches comunes. Sin embargo, en países del centro y norte de Europa como Noruega se llega a triplicar el número de coches eléctricos vendidos anualmente, colándose algunos en la lista de los más vendidos.

El punto positivo que nos deja el estudio de KPMG es que las 2.000 encuestas realizadas a ejecutivos de la industria del motor de todo el mundo sí que auguran un mayor empeño de los fabricantes de coches por sacar al mercado vehículos adaptados para reducir el consumo de gasolina y las emisiones de los motores. Siguiendo en esta línea, el coche híbrido se presenta como la gran revolución y el peso pesado de la industria automovilística de aquí a 2018. Lo que hace de estos coches tan atractivos es que disponen de batería eléctrica pero también de motor de gasolina o diésel, pudiendo optar por cualquiera de estas formas para recargar y seguir funcionando. Ello nos permitirá ir alejándonos paulatinamente de la dependencia del petróleo, pero nunca de modo absoluto.

Para animar a los consumidores españoles a que cambien su antiguo vehículo y se decidan por un coche eléctrico, desde aquí queremos recordar a nuestros lectores que el ministro de Industria aseguró en septiembre de 2012 que el plan Movele, ayudas económicas a la compra de coches eléctricos en nuestro país, continuará estando vigente a lo largo de 2013. También existe un nuevo plan llamado PIVE, que consiste en que el Gobierno dotará de 2.000 euros a aquellas personas que hagan entrega de un coche con más de 12 años de antigüedad a cambio de que lo sustituyan por un modelo eficiente.

Vía / El País

Foto / ell brown

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...