Nuclenor solicita abrir Garoña hasta 2031

Nuclenor ha solicitado a Industria la reapertura de la central nuclear de Garoña hasta 2031, cuando la planta cumplirá 60 años. Podría pasar un año hasta que se conozca el veredicto.

Mucho se había especulado en los últimos meses con una reapertura de la central nuclear de Garoña, la más veterana de todas las nucleares españolas que lleva cerrada desde el 6 de julio, aunque en sus últimos tiempos no producía electricidad. Nuclenor, la empresa participada a partes iguales por Iberdrola y Endesa, ha dado el paso definitivo y ha solicitado oficialmente la reapertura de Garoña hasta 2031, cuando la nuclear cumpla 60 años, y no hasta 2024 como se había dicho en un primer momento.

La petición de Nuclenor llega después de que el pasado mes de febrero el Gobierno aprobase un Real Decreto que permite a las instalaciones que cerrasen por temas económicos y no de seguridad solicitar la reapertura menos de un año después de su cierre. En la práctica, la nueva norma servía para conceder a la central burgalesa un plazo que expiraba el próximo 6 de julio para decidir solicitaba o no la ampliación de la explotación.

Para solicitar la apertura hasta el 2 de marzo de 2031, el día en que se cumplen los 60 años de la entrada en funcionamiento de Garoña, Nuclenor se fija en las centrales de los Estados Unidos, donde las plantas funcionan seis décadas. Otra de las razones esgrimidas por Nuclenor para pedir la licencia de actividad hasta 2031 y no hasta 2024 es que solo así serán rentables las importantes inversiones económicas que la central burgalesa deberá acometer si quiere retomar su actividad.

Si Iberdola y Endesa quieren que Garoña vuelva a funcionar, deberán invertir unos 150 millones de euros en la nuclear burgalesa. Con este dinero se llevarían a cabo las reformas que Garoña debe hacer tras las inspecciones de seguridad y pruebas de resistencia que se hicieron en todas las centrales nucleares españolas después del accidente de Fukushima por órdenes del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), una de las razones que llevaron al cierre de la central el verano pasado.

Nuclenor asegura que en la solicitud de reapertura enviada al Gobierno incluye toda la documentación necesaria sobre el complumiento de los requisitos impuestos a Garoña para que vuelva a la actividad y su compromiso de realizar todas las reformas necesarias. Ahora, la pelota está en el tejado del Gobierno, concretamente en el ministerio de Industria. El ministro Soria confirmó que su departamento había recibido la solicitud de reapertura de Garoña, aunque calcula que deberá pasar un año hasta que el CSN dicte su veredicto final sobre la central.

Vía: Deia

Imagen: captura de pantalla de www.csn.es

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...