Menos potencia eléctrica, menos gasto

La iniciativa ‘Bájate la potencia’ nace con la idea de que los usuarios bajen la potencia eléctrica que tienen contratada para ahorrar en la factura y protestar contra la Reforma Energética.

Las continuas subidas de la luz impuestas por el Gobierno y los envites de la crisis han llevado a cada vez más personas a ingeniárselas para reducir su consumo eléctrico. Una de las iniciativas que han nacido con este objetivo es la conocida como «Bájate la potencia«, en la que invita a los ciudadanos a bajar la potencia eléctrica para reducir el precio de su factura. Además de motivos económicos, la idea también tiene un trasfondo crítico, ya que sirve para lanzar un mensaje de repulsa a la Reforma Energética aprobada por el Gobierno.

Los impulsores de Bájate la potencia critican que a la hora de abordar la Reforma, el Gobierno no ha tenido en cuenta que en muchas viviendas españolas tienen contratada una potencia más alta de la que necesitan en realidad, por lo que el «término de potencia» se encarece. Así, si los ciudadanos quieren pagar menos en la factura de la luz solo tienen que revisarla y bajar la potencia que tienen contrarada de forma que se ajuste a la que realmente necesitan

Según los impulsores de la iniciativa, cuantos más ciudadanos se sumen a ella menos ingresos tendrán las compañías eléctricas, algo que «daría al traste con las previsiones económicas de la Reforma Energética del Gobierno». Aunque es difícil poner cifras al ahorro que supondría esta medida, cada año un hogar español consume de media 3.487 kilowatios por hora. El ahorro de una familia por bajarse un tramo la potencia sería de 52’14 euros al año, 104’29 al año si se baja dos tramos y llegaría a los 156’43 euros al año si se baja tres tramos.

Detrás de esta idea hay 20 organizaciones procedentes de diferentes ámbitos, que se muestran indignadas y preocupadas por el paquete de medidas que se incluyen en la Reforma Energética. Una de las que más críticas ha despertado es que las nuevas tarifas eléctricas aumentan la parte fija de la factura de la luz, es decir, la que no depende del consumo eléctrico que realice el usuario.

Esta no es la única crítica de Bájate la potencia a la Reforma Energética, ya que se suma a las muchas voces que han denunciado las dificultades con las que se encontrarán los consumidores que ahorren energía con la autoproducción a través de energías renovables, un modelo de energía limpio cada vez más económico -y popular- gracias a la reducción del coste que supone poner en marcha una de estas renovables.

Fuente: La Vanguardia

Foto: inakihuarte

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...