Medio ambiente descarta crear un impuesto para garantizar un aire limpio

Menos impuestos y más acciones de concienciación que impliquen un cambio de mentalidad en los ciudadanos. Ese es el eje del convenio suscrito por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Medio Marino y la Federación Española de Municipios y Provincias para mejorar la calidad del aire que respiramos.

Parece que , como a ellos mismos les gusta decir, la calidad del aire es un tema que “preocupa y ocupa” a nuestros políticos, o  al menos así se desprende del convenio de colaboración que nuestra ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM),Rosa Aguilar, ha firmado con la Federación Española de Municipios y Provincias y  del que se desprende la «respuesta» para mejorar la calidad del aire en España «no es más impuestos sino instrumentos y medidas que cada municipio debe adoptar» y que suponen mayor calidad y salud de los ciudadanos.

Y es que, ambas instituciones parecen decididas a apostar de una vez por todas por conseguir mejorar la calidad del aire que respiramos y, para ello , y como no hay que comenzar la casa por el tejado, el primer objetivo de la ministra es el de tener listos para verano los planes nacionales de partículas y de dióxido de nitrógeno a los que seguirá el plan nacional del ozono, porque , tal y como ha expresaba Aguilar en su comparecencia ante los medios,  «no vamos a parar de trabajar hasta obtener los resultados necesarios y en este contexto nos encontramos la FEMP y el MARM».

Rosa Aguilar y Pedro Castro. Imagen: MARM

El protocolo suscrito por la FEMP y el ministerio, busca la participación municipal en  la elaboración de un marco de trabajo común en la educación ambiental y «tener como cómplices» a los ciudadanos para hacer frente a los retos del aire. Algo que , para la ministra va más allá de una simple estrategia contra la contaminación, para pasar a ser  » una revolución en la sostenibilidad en el siglo XXI. Estamos hablando de un cambio de modelo de vida«, ha valorado.

Sin embargo, una de las mayores preocupaciones de los ciudadanos y de los municipios es el “bolsillo” y tanto Castro como Aguilar han querido por ello dejar claro que  el cambio no se hará a golpe de talonario, o lo que es lo mismo, que no se creará un nuevo impuesto para los municipios en función de la calidad del aire. Sí están en la lista otras medidas como las referidas a objetivos de mejora y apuesta por el transporte público; restricciones al tráfico; peatonalización de las ciudades; ampliación de carriles ‘bici’ y zonas verdes. «Son miras concretas, todas ellas dirigidas a reducir el transporte, porque de éste depende el 80 por ciento de la contaminación del aire«, ha agregado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...