Madrid rechaza que se instalen 1.300 cruces en la Sierra

Un grupo católico pretende instalar 1.300 cruces de hierro de 4 metros y 1.300 vírgenes en cimas de la Sierra de Madrid, a lo que se opone la Consejería de medio Ambiente.

Según el artículo 3 de la Ley 7/2013 de 25 de junio, con la que se declaró la Sierra de Guadarrama Parque Nacional, está prohibido «el nuevo establecimiento de cualquier tipo de construcción, edificación e instalación permanente» en el Parque Nacional, y quien lo haga puede enfrentarse a sanciones. Sin embargo, esto no ha impedido que varios grupos católicos hayan empezado a instalar cruces de hierro en la Sierra. Su objetivo es plantar 1.300 cruces de hierro, a lo que la Consejería de Medio Ambiente se opone.

Detrás de este proyecto está la iniciativa Objeto 1.300, formada por grupos católicos como la Asociación Cruz de San Andrés o la carlista Cruz de Borgoña, y en diferentes webs católicas podemos leer un manifiesto en el que invitan a jóvenes entre 16 y 30 años a instalar 1.300 cruces de hierro de cuatro metros e imágenes de la Virgen María en las cimas del Sistema Central. Con ello, pretenden «forjar la virtud de compañerismo, el espíritu de marcha y sacrificio, la amistad, la abnegación y el valor» de los jóvenes.

De momento, han instalado cuatro cruces, la última el pasado 6 de julio en La Maliciosa, donde instalaron la cruz a 1.540 metros de altitud, en pleno Parque Nacional; aunque dos de ellas ya se han retirado. La Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad ya ha solicitado a la organización que abandone el proyecto, aunque no han podido contactar con ellos. Si siguen adelante con el Objetivo 1.300 podrían enfrentarse a sanciones.

Tanto la web del Objetivo 1.300 como su cuenta de Facebook ya no están operativos, igual que el teléfono de contacto. Sin embargo, en Infovaticana, una de las webs que han utilizado para publicar sus actividades, insisten en que seguirán con su objetivo «hasta coronar las 1.300 cimas» de toda España con cruces y vírgenes «con los permisos pertinentes», aunque desde la Consejería madrileña aseguran que eso es algo «casi imposible de conseguir».

Además de la Consejería madrileña, también han mostrado su rechazo a la iniciativa los agentes forestales de Peñalara, que recomiendan llamar al 112 para informar de la situación si nos encontramos con estas instalaciones. También los montañeros se oponen al Objetivo 1.300, aunque matizan que no hay que cambiar nada, ya que hay cruces instaladas desde hace siglos, que sirven para orientarse en la montaña, y que no deberían quitarse.

Vía: El País

Foto: Manuel M. V.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...