Luz verde al fracking en España

El fracking tiene vía libre en España tras la aprobación del Senado. Se reducen los plazos para aprobar proyectos y se flexibilizan las exigencias de los informes de impacto ambiental.

Pese a la prohibición en comunidades como Cantabria o Navarra y a la reciente oleada de terremotos en Tarragona y Castellón asociados al proyecto Castor, el Senado aprobó la reforma legislativa que permitirá la extracción de gas natural mediante fracción hidráulica, la polémica técnica conocida también como fracking. Solo el Partido Popular y sus socios navarros de UPN apoyaron la reforma en la cámara alta, que deberá ratificar el Congreso, donde la mayoría absoluta del PP hace pensar que no tendrá oposición.

Uno de los puntos más polémicos de la ley son las rebajas de las exigencias del estudio de declaración de impacto ambiental que tendrán los proyectos de fracking. Según el texto aprobado por el Senado, los proyectos de fracking deberán someterse a una declaración de impacto ambiental, aunque estas también están en trámite parlamentario para rebajar las exigencias necesarias para que un proyecto salga adelante.

Otro punto caliente de la nueva ley es la reducción de tiempo para realizar el estudio de impacto ambiental. Si hasta ahora podían pasar 3 o 4 años hasta que el proyecto de análisis se resolviese a favor de su ejecución, la futura norma establece que los plazos de tramitación de expedientes estarán entre 4 y 6 meses. Esto no se limita al fracking, sino que servirá para todos los proyectos que necesiten un impacto de declaración ambiental,

Aunque no hay datos oficiales, los ecologistas estiman que en España se han concedido entre 50 y 70 permisos para la investigación o la realización de perforaciones exploratorias. Arias Cañete, ministro de Medio Ambiente, aseguró que se trata de un sector ?clave? para la inversión que se traducirá en la creación de nuevos empleos gracias a la reducción de plazos. Las previsiones de su departamento hablan de que se crearán 80.000 empleos y que su impacto sobre la actividad económica estará en torno a los 1.000 millones de euros.

La luz verde del fracking en España contrasta con la posición de socios europeos como Francia, Dinamarca, Bulgaria o la República Checa, que han impuesto moratorias al fracking. Entre municipios, diputaciones y parlamentos autonómicos se han superado las 100 mociones antifracking en España. Se desconoce la cantidad real de estos hidrocarburos que hay en el subsuelo español, pero llama la atención que mientras el Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas habla de suficiente gas natural para garantizar 39 años de consumo interno, el Gobierno aprobó la medida cerca de la medianoche en una norma sobre la garantía del suministro eléctrico fuera de la Península.

Fuente: Cadena Ser, La Vanguardia

Foto: lockthegate

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...