Los científicos siguen apostando por las energías renovables

Las energías renovables son sin duda el futuro energético de nuestro mundo, aunque en un principio, varios gobiernos de los países industrializados hacían caso omiso al llamamiento a cuidar por el Medio Ambiente, una era que parece estar llegando a su fin.

Aunque en un principio varios gobiernos de los países industrializados hacían caso omiso al llamamiento a cuidar por el Medio Ambiente, especialmente con los combustibles fósiles, ya podemos decir que muchos están dando pasos agigantados para intentar controlar la contaminación. Podemos decir que las energías renovables son sin duda el futuro energético de nuestro mundo.

Las energías renovables son el futuro

En ésta línea de pensamiento, un grupo de científicos surcoreanos han desarrollado un material que optimiza la capacidad de almacenamiento de combustible del hidrógeno, lo que podría dar un nuevo empuje al desarrollo de vehículos propulsados con este combustible.

El nuevo material, desarrollado por el equipo científico de una empresa local Insilicotech, está diseñado para fabricar depósitos de hidrógeno que podrían almacenar una cantidad mayor de combustible que los actuales, según indicó a Yonhap el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, que financia el proyecto.

Al inyectar moléculas de piridina en el nuevo material, el equipo ha logrado aumentar la densidad del combustible desde los 40 gramos por litro hasta los 61,7, algo que puede parecer nimio a simple vista pero que traducido a términos energéticos supone una mayor capacidad de almacenamiento y por tanto, de funcionalidad, del vehículo propulsado por este gas.

El problema que se barajaba hasta el momento con respecto a los vehículos de propulsión por hidrógeno es que, pese a que se trata de un combustible muy poco contaminante y con capacidad energética suficiente para proporcionar energía y movimiento a cualquier vehículo, el almacenamiento de este material gaseoso ha supuesto un gran hándicap para las compañías de vehículos propulsados por hidrógeno.

El gas es altamente volátil e inestable y su almacenaje complicado. Sin embargo el nuevo descubrimiento permite densificar el elemento lo suficiente como para permitir un repostaje más sencillo y una mayor concentración de combustible en los depósitos, alargando la autonomía del vehículo.

Además, es de tener en consideración que el proyecto coreano se encuentra aún en fase de evolución, lo que significa que no se descarta implementar aún más la densidad y concentración del elemento líquido en los próximos meses.

¿Llegaremos algún día a ver un mundo desarrollado que respete el viejo concepto del “desarrollo sostenible”? ¡Apostamos que sí!

Imagen: Fotopedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...