Los buques nazis amenazan el Danubio 70 años después

Un documental sobre el hundimiento de barcos nazis en el Danubio desvela que 70 años después el río contiene toneladas de explosivos en una zona medioambientalmente sensible.

En septiembre de 1944, en plena II Guerra Mundial, una operación secreta del ejército alemán acabó con la flotilla del Danubio y el Mar Negro hundidas en las aguas del Danubio. Se trata de una serie de barcos de guerra, cargueros, talleres de reparación y un buque hospital que los nazis hundieron para evitar que cayesen en manos de la URSS y tratar de bloquear el avance soviético. Casi 70 años después, los buques siguen siendo todo un peligro para la navegación y para el medio ambiente de la zona.

Dusan Vojvodic, codirector de un documental sobre el hundimiento del barco hospital ‘Tajne dunavskog vilenjaka’ (‘Los secretos del elfo danubiano’) se encontró accidentalmente con que los barcos contienen en sus bodegas una enorme cantidad de explosivos que podrían convertirse en una bomba para el ecosistema del Danubio. «Se pueden sacar suposiciones sobre cuánto de eso es el material explosivo (…), pero sin duda son cientos o miles de toneladas. Es realmente un gran peligro», explica el cineasta serbio.

Por una parte, los barcos representan un gran peligro para la navegación, porque tan solo hay una pequeña vía para que puedan pasar los barcos, que circulan prácticamente a ciegas por la zona, de unos cinco kilómetros. A tan solo un kilómetro del punto donde están hundidos los barcos encontramos la central hidroeléctrica Djerdap II, en la frontera entre Serbia y Rumanía, una zona de gran valor ecológico donde especies como el esturión desovan, ya que la central les impide remontar más el río.

No ha habido intentos serios de retirar los barcos. En 2006 la UE financió una exploración para evaluar los riesgos de retirarlos, una operación que implicaría un gran desafío tecnológico y un gasto de más de 13’5 millones de euros. De momento, hay un plan para retirar 20 buques. La mayoría de barcos hundidos están en el fondo, cubiertos de arena y algas, aunque hay otros que no están en el fondo, y son los que representan el mayor peligro.

Las bombas y los explosivos siguen activos, ya que se diseñaron para poder pasar muchos años bajo el agua, y el cineasta explica que las que se encuentran en el fondo permanecerán activas «para siempre». La caída del nivel del agua del Danubio de diciembre de 2011 dejó a la vista los restos algunos buques, que todavía dejan dos misterios por resolver: cuando se retirarán de la zona y si los heridos del barco hospital se evacuaron o se hundieron con el barco, el objetivo de la película que ha desvelado este peligro ecológico.

Fuente: EFE Verde

Foto: Igiveup

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...