Los animales, grandes olvidados tras el paso de Yasi

Cuando pensamos en quienes sufren una catátrofe natural, muy pocas veces nos fijamos en los animales, los grandes olvidados en estos casos que, tras el paso de la tormenta Yasi por el norte de Australia han visto como su hábitat queda destrozado y muchos de ellos han muerto o han quedado malheridos y perdidos entre los escombros.

Cuando pensamos en las victimas de un huracán o de una tormenta tropical, siempre nos acordamos de las personas. Es lo lógico pensar primero en ellas, pero no debemos olvidarnos de que los humanos no somos los únicos damnificados por las catástrofes naturales, sino que también hay otras víctimas silenciosas: los animales.

El ciclón Yasi, que a principios de febrero castigaba la  costa noreste de Australia con vientos de más de 300 kilómetros por hora, derribó miles de árboles, arrancó los techos de  numerosas viviendas y dejó a más de 90.000 casas sin servicio de electricidad, convirtiéndose en uno de los ciclones con mayor impacto de las últimas décadas.

Ciclón Yasi. Imagen: Wikimedia Commons. Rob y Stephanie Levy

Pese a que  la virulenta tormenta no llego a cobrase vidas humanas, los animales, los grandes olvidados cuando se producen desastres de esta magnitud, no han corrido la misma suerte. Grandes extensiones de selva tropical en la costa del Casuario fueron despedazados  por la violencia de Yasi dejando sin hogar a miles de especies, algunas de las cuales, para más preocupación por parte de los habitantes de la zona, los grupos ecologistas y los defensores del medio ambiente, se encuentran en peligro.

Entre ellos destacan los Casuarios, una especie de ave muy similar en aspecto a los pavos reales que se reproduce solo en selvas tropicales  donde se alimenta de las frutas caídas, y de algunos hongos y pequeños animales. Algo que , en unos meses , o quizá años, va a ser difícil de encontrar en la zona devastada por la tormenta. Tampoco lo tendrán fácil los canguros que han visto como su hábitat es destruido y la comida empieza a escasear.

Pero no solo las especies protegidas han sufrido los efectos de Yasi. Los animales domésticos que los australianos conservaban en sus granjas y ranchos, han sido los más perjudicados por la violencia de un huracán que se ha cobrado la vida de miles de caballos, vacas y cabezas  de ganado y que ha dejado un número similar de perros y gatos malheridos a consecuencia de los desprendimientos provocados por la fuerza del viento.

De hecho, ya en los primeros momentos tras el paso del ciclón, las asociaciones de ayuda subrayaron la gran cantidad de llamadas que estaban recibiendo por parte  de personas que habían rescatado animales perdidos por la calle a los que, sin embargo, en aquellos momentos no había donde refugiar. Y es que, horas después de la catástrofe, los únicos animales a salvo, fueron aquellos a los que se había evacuado junto con los residentes de las zonas afectadas.

Las asociaciones internacionales y grupos ecologistas han hecho ya un llamamiento a la comunidad internacional para que presten ayuda no solo para la reconstrucción económica del país, sino también para proporcionar una ayuda a quienes pretender reintegrara a los animales afectados a su hábitat. Una lucha, en definitiva, para que nos acordemos de los que hasta ahora han sido los grandes olvidados de Yasi.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...