Lodos rojos de Hungría: ¿Cuáles son los riesgos de este desastre?

Después de la ruptura de un dique de una balsa de retención en una fábrica de producción de aluminio, barro rojo alcanzó el río Danubio. Hungría y los países vecinos temen un desastre ecológico mayor. ¿Cuáles son los riesgos, y ese tipo de accidente es posible en España?

Un millón de metros cúbicos de lodo rojo ya se ha propagado en las aldeas establecidas en todo el radio de 160 km de Budapest. Hay cuatro muertos y más de un centenar de heridos. En el lugar, los residentes están abandonando sus casas. El lodo tóxico causa quemaduras e irritación ocular. ¿Cómo evaluar el riesgo real para la salud? «Es probable que estos lodos sean tóxicos, aunque no tenemos detalles de su composición química» según ha afirmado un experto de Medio Ambiente del país.

En casos severos, este lodo puede también dañar al ser humano, ataque a las «unidades funcionales» del hombre. Desde la Asociación Robin Hood Asociación afirman que «la acumulación de metales y minerales hace de los residuos de lodo rojo tóxico un grave peligro para la fauna acuática, los animales domésticos y el ganado.» Nadie parece dispuesto a hacer pronósticos sobre el peligro de la contaminación en Hungría, ya que «además de su potencial tóxico, se trata principalmente de la cantidad de exposición a los lodos que es el peligro de estos residuos


¿Dónde están estos «lodos rojos»?

Provienen de una fábrica productora de aluminio Ajkai Timfoldgyar Zrt, con sede en Ajka. El dique de un estanque de retención de agua de residuos tóxicos comenzó a derramar todo un torrente de barro de repente. ¿Por qué rojo y por qué tóxico? La producción de aluminio se fabrica a partir de bauxita, un mineral que se importan a menudo de los trópicos y subtrópicos.

La primera parte del proceso de producción de convertir la bauxita en alúmina – luego se convirte en aluminio – genera lodos residuales. Por una tonelada de aluminio producido, se necesitan tres toneladas de barro rojo. Según un activista de una asociación naturalista «Estos residuos contienen metales pesados, cianuro y arsénico«. Pero de acuerdo con el ministerio de medio ambiente húngaro «la composición de los lodos y su toxicidad puede variar según el origen del mineral«.

¿Y en España?

La catástrofe de Hungría tiene su origen en el derrame del lodo generado al transformar la bauxita en aluminio, es decir, la misma materia que Alcoa lleva acumulando en su embalse de Lugo desde hace 30 años. Alcoa vierte a un ritmo de 4.500 toneladas al día en una balsa de 75 hectáreas y unos 80 metros de profundidad. Cualquiera que se asome a Google Maps la encontrará a primera vista colocándose sobre el norte de Lugo o tecleando Xove. No está en Hungría, está mucho más cerca y apenas sabemos lo que pasa allí ni, lo que es peor, lo que pasaría si sucede algo como lo de Hungría.

«La información de Alcoa me recuerda a la que nos daban antes del caos de Doñana«. No lo dice ningún indocumentado radical. Es la advertencia de Miguel Ferrer, presidente de la Fundación Migres e investigador del CSIC, la persona que dirigía la Estación Biológica de Doñana cuando, en 1998, la ruptura de la balsa de la mina de pirita de Aznalcóllar contaminó el corredor del río Guadiamar y llegó a las puertas del Parque Nacional.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...