Las prospecciones petrolíferas causan temor entre los pescadores valencianos

Tras los problemas causados por el Proyecto Castor, los pescadores valencianos se enfrentan a un nuevo problema medioambiental: los sondeos en busca de petróleo en el Golfo de Valencia.

Mientras los ecos de los terremotos provocados por el Proyecto Castor continúan sonando, un nuevo temor de carácter medioambiental se abre se abre ante los pescadores valencianos: los posibles efectos adversos que tendrían sobre los caladeros las prospecciones petrolíferas que se realizarán en el Golfo de Valencia. Unas prospecciones que podrían venir acompañadas de nuevos seísmos, ante lo que los pescadores han decidido crear una plataforma contra los sondeos de hidrocarburos.

Esta no será la única medida que tomen los pescadores. En una reunión entre las Cofradías de Pescadores de la Comunitat y alcaldes de localidades costeras como Castellón, Cullera, Gandia, Santa Pola y Torrevieja se acordó que las Cofradías impugnarán el Real Decreto de 2010 de prospecciones petrolíferas y se pedirá al juez la tramitación de una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Detrás de las prospecciones está la empresa Cairn Energy, que realizará los sondeos sobre 317.760 hectáreas frente al litoral valenciano, a tan solo 19 kilómetros de las Coulmbretes, un archipiélago que conforma una reserva natural de especial protección. Los pescadores explican que las prospecciones consisten en el lanzamiento de ondas al fondo del mar, una actividad que hace huir a los peces o provoca su muerte, lo que supondrá la desaparición de los caladeros de la zona.

Uno de los apoyos que tenían los pescadores en la lucha contra las prospecciones, el de la Generalitat Valenciana, ha desaparecido con la llegada del PP al Gobierno central, algo que ha dejado algo descolocadas a las Cofradías, que aún así cuentan con el respaldo de los alcaldes de Castellón, Cullera, Gandia, Peñíscola o Benicarló, todas ellas en manos de los populares pero cuyos alcaldes asistieron a la reunión y no dudan en mostrar su rechazo a las prospecciones. De hecho, fue la exconsellera de Agricultura y Pesca, Maritrina Hernández, la que en 2011 invitó a las cofradías a movilizar a los alcaldes.

Las Cofradías valencianas ven inminente el inicio de las prospecciones, y no quieren perder más tiempo. En su día se rechazaron los recursos de los ayuntamientos de Valencia, Alzira y Cullera -las Cofradías lo presentaron tarde-, por lo que su gran esperanza es el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, ya que la pesca es una competencia comunitaria. Su baza pasa por impugnar el Real Decreto de 2010 alegando que no fueron consultados hasta llegar a Luxemburgo y que Europa decida sobre el futuro de las prospecciones.

Fuente: El Periódico Mediterráneo, El País

Foto: Manel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...