Las energéticas japonesas quieren volver a la energía nuclear

Dos años después del grave accidente nuclear de Fukushima, las empresas energéticas japonesas quieren volver a la energía nuclear, y han pedido reactivar 10 reactores.

Igual que pasó con el accidente de Chernóbil, el tsunami que asoló Japón el 11 de marzo de 2011 y provocó un gran accidente en la nuclear de Fukushima supuso un antes y un después para la energía nuclear en todo el mundo. En el país nipón, la mayoría de reactores nucleares dejaron de funcionar -actualmente solo hay en marcha 2 de 50-, pero las empresas energéticas japonesas están dispuestas a que la energía nuclear regrese en el menor tiempo posible. Para ello, han pedido reiniciar diez reactores.

Más de dos años después del accidente, las energéticas ya han presentado las solicitudes para la evaluación de la seguridad de cinco plantas, en primer paso de un camino hacia el regreso a la energía nuclear que podría alargarse durante meses. Cuando el regulador energético japonés apruebe la reactivación de los reactores, los gobiernos, tanto nacional como locales, también deberán dar su visto bueno a las empresas para que vuelvan a encender los reactores.

De los diez reactores que las energéticas quieren recuperar, Hokkaido, una de las principales islas del país, tiene tres, ubicados en una central situada al norte de la isla. Los otros siete están en cuatro centrales del oeste del país. La operadora de la planta de Fukushima, Tokyo Electric Power -más conocida como TEPCO- también tiene que presentar la solicitud de evaluación de dos de los siete reactores de la central de Kashiwazaki Kariwa, la nuclear más grande del mundo, que está en la Isla de Honshu. Los políticos locales son uno de los principales opositores a la reactivación de los reactores de esta planta.

Pese a la oposición de algunas autoridades locales y la desconfianza hacia la energía nuclear que despertó el accidente de Fukushima entre la población japonesa, los los analistas no dudan de que la energía nuclear volverá a Japón tarde o temprano. Los activistas nipones contra la energía nuclear volvieron a advertir del riesgo que suponen estas instalaciones debido a la ubicación del archipiélago sobre placas tectónicas activas, lo que provoca una probabilidad muy alta de terremotos en el país.

Después del accidente, el gobierno nipón creó un nuevo organismo encargado de controlar al sectro nuclaer, la Autoridad de Regulñación Nuclear (NRA). EN estos años, la NRA ha establecido un serie de normas muy estrictas que todos los operadores deben cumplir si quieren conseguir el permiso para volver a operar, pero la duda sigue flotando en el aire: ¿será suficiente para evitar un nuevo Fukushima en una zona con tanto riesgo sísmico?

Fuente: Ecología Verde

Foto: Digital Globe en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...