Las eléctricas piden otra política energética

Las grandes compañías eléctricas europeas han presentado sus propuestas para una nueva política energética que garantice el sumistro eléctrico.

Ocho de las principales compañías energéticas se han reunido para analizar los retos a los que se enfrenta el sector energético y trasladar a las autoridades europeas «acciones adecuadas de política energética». En el encuentro han participado los presidentes de ENI, Enel, Gasterra, Gas Natural Fenosa, RWE, E.ON, Iberdrola y GDF Suez, y han coincidido en solicitar una nueva política energética que acabe con la poca concreción de la regulación sobre el sector, lo que a su juicio «provocará indefectiblemente una paralización de las inversiones que repercutirá negativamente en la seguridad de suministro, el empleo y la reactivación de la economía europea».

Según las eléctricas, una de las primeras medidas que los responsables comunitarios deberían tomar es dotar a la política energética europea de «una mejora en el diseño del mercado, incluyendo una estrategia europea común sobre mecanismos de capacidad». Con ello, las plantas de ciclo combinado «que contribuyen a la seguridad de suministro sean digna y justamente retribuidos».

Respecto al cambio climático, insisten en que Europa debe contar con su propio mercado europeo de derechos de carbono que apoye tecnologías respetuosas con el clima. Para ello, apuntan que se necesitan fijar «objetivos de emisiones ambiciosos pero a la vez realistas y estables más allá de 2020».

En cuanto a las energías renovables, uno de los temas más espinosos de la política energética, las eléctricas se muestran partidarias de que el Consejo Europeo incluya las primas en su agenda, lo que reduciría «los costes para los ciudadanos» y favorecería «la convergencia entre los estados miembros». Para los presidentes de las eléctricas, los líderes europeos deben asumir la situación «crítica» por la que atraviesa el sector, y les han advertido que las inversiones en el sector son muy importantes para garantizar el suministro eléctrico pero también el empleo.

Las eléctricas no dejan el futuro al margen, y también hablan de la necesidad de «fortalecer el marco regulatorio» que reactive las inversiones tecnológicas con un mayor porvenir. Entre ellas aparece el gas no convencional, un guiño al fracking, del que algunas voces ya han pedido su regulación; además del almacenamiento energético, las nuevas renovables, la captura y almacenamiento de CO2 y las redes y contadores inteligentes.

Para ellas, el futuro también pasa por una energía «competitiva» tanto en los hogares como para la industria. Para ello, Europa debería liberalizar el mercado energético, explican, e instaurar una política energética que se rija por los principios de «competitividad, seguridad de suministro y desarrollo sostenible».

Fuente: EFE Verde

Foto: Oneras

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...