La Unión Europea condena a España por su tratamiento de aguas residuales

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dado un tirón de orejas a España en forma de condena por no haber tratado adecuadamente las aguas residuales de 38 localidades. No es la primera vez que el ejecutivo europeo condena a nuestro país por no cumplir con el medio ambiente

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha condenado a España por no depurar las aguas residuales urbanas en 38 localidades, entre ellas A Coruña, Vigo y Santiago (Galicia) y Gijón (Asturias), lo que supone una infracción de la normativa medioambiental comunitaria.

La sentencia da la razón a la Comisión Europea, que llevó a España ante el máximo órgano judicial de la Unión por incumplir la directiva que obliga a implantar sistemas adecuados de recogida y depuración de aguas residuales en las zonas urbanas de más de 15.000 habitantes. El plazo para hacerlo venció el 31 de diciembre de 2000.

El Ejecutivo comunitario alertó de que las aguas residuales urbanas no depuradas constituyen un peligro para la salud pública y la fuente más significativa de contaminación en aguas costeras e interiores.

La Unión considerá que España no trató adeucadamente las aguas residuales urbanas. Imagen:Fir0002 en Wikimedia Commons

Ahora, tras estudiar el caso de forma detenida, el Tribunal de Luxemburgo concluye que España ha incumplido la obligación de garantizar la recogida de las aguas residuales urbanas de las localidades de Valle de Güimar, Noreste (Valle Guerra), Valle de la Orotava, Arenys de Mar, Alcossebre y Cariño.

Tampoco ha construido las depuradoras necesarias para el tratamiento de las aguas residuales en Arroyo de la Miel, Arroyo de la Víbora, Estepona (San Pedro de Alcántara), Alhaurín el Grande, Coín, Barbate, Chipiona, Isla Cristina, Matalascañas, Nerja, Tarifa, Torrox Costa, Vejer de la Frontera, Gijón-Este, Llanes, Valle de Güimar, Noreste (Valle Guerra), Los Llanos de Aridane, Arenys de Mar, Pineda de Mar, Ceuta, Alcossebre, Benicarló, Elx (Arenales), Peñíscola, Teulada Moraira (Rada Moraira), Vinarós, A Coruña, Cariño, Tui, Vigo, Aguiño-Carreira-Ribeira, Baiona, Noia, Santiago, Viveiro e Irún (Hondarribia).

Si las autoridades españolas no corrigen la situación, el Ejecutivo comunitario podría denunciar de nuevo el caso ante el Tribunal y pedir la imposición de fuertes multas.

Anteriores condenas

No es la primera vez que, pese a los esfuerzos que los ciudadanos españoles están demostrando en lo que al cuidado del medio ambiente se refiere, la UE llama la atención a nuestro gobierno por no cumplir con las directrices estipuladas en materia medioambiental. Uno de los casos más comentados fue el de la Ley de Costas española, que ha recibido innumerables críticas desde los estamentos comunitarios y que ha puesto al gobierno en un aprieto en más de una ocasión obligando a derruir edificaciones en primera línea de playa.

Tampoco parece que hayamos hecho todo lo que estaba en nuestra mano para reducir las emisiones de gases contaminantes. De hecho, el pasado noviembre, el Tribunal de la UE condenó a España por no cumplir la normativa europea sobre medioambiente al no haber adaptado el total de las indicaciones industriales a los nuevos requisitos de los 27.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...