La UNESCO, preocupada por el dragado en la Gran Barrera de Coral

La UNESCO ha advertido a Australia de poner la Gran Barrera de Coral en la lista de patrimonio amenazado si continúa adelante su plan de dragar el fondo marino cercano a ella.

Una nueva amenaza se cierne sobre la Gran Barrera de Coral: el dragado y volcado de arena para ampliar el puerto de Abbot Point, en el estado australiano de Queensland. Parece el argumento de una película de acción, pero no, es la última advertencia que ha lanzado el Comité del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), que vuelve a amenazar con incluir la Gran Barrera en su lista de lugares en peligro.

La Gran Barrera de Coral es un espacio protegido, declarado Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO en 1981. Es el mayor espacio coralino del mundo, ya que en ella encontramos hasta 400 especies de coral diferentes. Junto a ellas viven 1.500 especies de peces, 4.000 moluscos diferentes y otras especies en peligro de extinción como la tortuga verde marina gigante o el dugongo.

Entre los planes de las autoridades australianas está el dragado de tres millones de metros cúbicos de suelo marino para ampliar el puerto de Abbot Point, del que precisamente procede parte de los contaminantes que ponen en peligro la Gran Barrera. Pese a las advertencias lanzadas por la UNESCO, el Gobierno de Australia afirma que tiene medios suficientes para proteger los arrecifes coralinos, aunque el material dragado esté a tan solo 25 kilómetros de la Gran Barrera.

Según Greg Hunt, ministro de Medio Ambiente australiano, la UNESCO no tomará una decisión definitiva hasta el próximo mes de junio, cuando se reúna en Qatar. El responsable del medio ambiente australiano asegura que el país oceánico cumple con sus compromisos de protección de la barrera coralina, y añade que confía en que los procesos, recursos y mecanismos de protección ambiental vigentes sirvan para que la Gran Barrera continúe siendo «una de las zonas Patrimonio de la Humanidad mejor gestionadas y protegidas del mundo».

Detrás de la ampliación del puerto de Abbot Point está el objetivo de aumentar la exportación del carbón que se extrae de las minas cercanas, una actividad perjudicial para la conservación de la Gran Barrera de Coral. De hecho, a finales del año pasado, el Gobierno australiano concedió un permiso para la explotación de una nueva mina pese a la oposición de científicos y ecologistas, lo que junto a este proyecto viene a confirmar el retroceso medioambiental que ha emprendido el país desde la llegada del conservador Tony Abbott al poder.

Vía: Europa Press

Foto: Daniel García Peris

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...