La presidencia europea pide «ambición» con los objetivos energéticos

Irlanda ha organizado unos encuentros entre ministros de medio ambiente y energía europeos para empezar a perfilar los objetivos energéticos entre 2020 y 2030.

Iralanda es el país que ostenta la presidencia europea a lo largo de este semestre, y uno de los aspectos en los que más énfasis ha puesto es el del medio ambiente. El Gobierno irlandés ha organizado estos días en Dublín un encuentro entre los responsables energéticos de los países miembros, y el ministro de Energía y Recursos Naturales irlandés Pat Rabbitte no ha dudado en pedir a sus colegas europeos «ambición» para fijar unos objetivos energéticos y climáticos más allá de 2020, cuando finalizan los actuales objetivos. El también responsable de medio ambiente irlandés ha añadido que para ello no se pueden obviar las dificultades económicas por las que pasan la Unión y muchos de sus países.

La reunión estuvo precedida por otra entre los ministro de Medio Ambiente, lo que permitió que unos y otros pusieran puntos en común y los abordaran en una sesión conjunta. Rabbitte explicó que en estos encuentros se ha intentado facilitar la «identificación de los puntos clave y prioritarios» que se necesitan para que la Unión Europea ponga en marcha una política «coherente» sobre energía y cambio climático a partir del 2020. Las medidas que entren en vigor entonces debería presentarse, como muy tarde, en el año 2015.

Uno de los frentes que la Unión Europea tiene abiertos de cara a 2030 es alcanzar la reducción de los niveles de dióxido de carbono y gases de efecto invernadero que se emiten a la atmósfera. Para lograrla, Rabbitte dice que Europa debe prepararse para una transición que la lleve hacia una «economía competitiva» que se base en las bajas emisiones de gases de efecto invernadero. Ahí fue donde el ministro irlandés hizo hincapié en la ambición que debe demostrar Europa para llevar a cabo todas estas reformas, una opinión compartida por el comisionario europeo de la Energía, el alemán Günther Oettinger, que también participó en las reuniones de Dublín.

Como no podía ser de otra manera, la financiación para aplicar las nuevas directrices comunitarias sobre eficiencia energética y modernizar su sistema energética es otro de los retos que se les plantean a los ministros de Energía de los países europeos. Entre las medidas que hay que aplicar a corto o medio plazo está la renovación cada año del 3% de edificios de la administración con una superficie útil superior a los 500 metros cuadrados -250 desde julio de 2015- para que sean más eficientes. Rabbitte afirmó que el resto de ministros saben del potencial para el crecimiento y la creación de empleo de una «campaña sostenida» para promover la eficiencia energética en «viviendas, oficinas y negocios».

Fuente: EFE Verde

Foto: Gurit Composites

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...