La patronal europea, contra las renovables

BusinessEurope ha propuesto a la comisión dejar de lado los objetivos en renovables y eficiencia energética y centrarse para 2030 en la reducción de emisiones de CO2 con unos objetivos «realistas».

BusinessEurope, la patronal europea, ha pedido a la Comisión Europea que se centre en el objetivo de reducir las emisiones de dióxido de carbono de cara a 2030 y deje de lado los objetivos relacionados con el uso de energías renovables o con el ahorro energético de cara a esa fecha. Esta no ha sido la única petición de la patronal europea a la Comisión, ya que sus responsables quieren que los objetivos de reducción sean «realistas» para que su competitividad internacional no se ponga en peligro.

Emma Margaglia, presidenta de BusinessEurope, y Markus K. Beyrer han remitido una carta a José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea, en la que entre otras cosas indican que Europa debe abandonar el sistema de tres objetivos (reducción de emisiones de CO2, promoción de las renovables y búsqueda de la eficiencia energética) porque, a su juicio, «se solapan», y señalan que con 2030 en el horizonte la Unión Europea debería centrar sus esfuerzos en un «objetivo único», la reducción de emisiones de CO2.

Las peticiones de la patronal llegan justo después de que se haya filtrado que la Comisión Europea pretende que en 2030 las emisiones se hayan reducido en un 40% respecto a los niveles de 1990. Todavía queda un mes y medio para que la Comisión anuncia públicamente sus objetivos para 2030, que además de esta reducción también hablan de llegar al 30% de renovables, como pedían Francia, Alemania, Italia, Bélgica, Austria, Dinamarca, Portugal e Irlanda.

Francia, Alemania, Italia o Reino Unido también se han mostrado favorables a reducir las emisiones de CO2 en un 40%, algo que para la patronal europea «situaría a la UE en una posición de vanguardia aislada de continuar aumentando su nivel de ambición mientras que nuestros principales competidores internacionales no han hecho esfuerzos comparables». Por ahora, el Gobierno de España no se ha pronunciado a favor de ninguna de estas medidas.

Desde BusinessEurope critican que perseguir tres objetivos a la vez no ha servido para reforzarlos mutuamente, sino que el efecto ha sido el contrario y ha habido interferencias que han supuesto una subida de los precios de la electricidad y una sobrecarga burocrática. La patronal europea denuncia que mientras las empresas europeas han tenido que hacer frente a una subida de la electricidad del 37% entre 2005 y 2007, a las empresas estadounidenses les salía un 4% más barato.

Vía: ECOticias

Foto: Mataparda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...