La India se suma a las prohibiciones de finning

EL descenso en la población de algunas especies de tiburón ha llevado al gobierno indio a prohibir el finning, una práctica que consiste en quitarles las aletas y devolverlos al mar.

Igual que hizo Europa el pasado mes de julio, la India ha prohibido el finning, una práctica que consiste en cazar a los tiburones, cortarles las aletas y devolverlos al mar, donde les espera una muerte agonizante, ya sea por asfixia, desangrados o devorados por terceros animales. La prohibición de la India llega mientras se produce un repunte de la demanda de aleta de tiburón, especialmente en la vecina China, donde la sopa de aleta de tiburón es todo un lujo gastronómico.

Con esta medida, el gobierno indio quiere proteger a algunas especies en peligro de extinción de la caza indiscriminada. En el Mar de la India encontramos a algunas de estas especies amenazadas, como el tiburón martillo o el tiburón ballena. Con la nueva legislación aprobada por el ministerio de Medio Ambiente de la India, los pescadores que realicen prácticas de finning podrían enfrentarse a sanciones de hasta siete años de cárcel, en el caso de que las aletas sean de especies en peligro de extinción.

De esta forma, la India se convierte en el primer país en introducir una legislación de este calibre, aunque todavía hay países en los que se permite esta práctica o no se persigue como debería de hacerse. Es el caso de España, uno de los países que hasta julio se beneficiaban de las excepciones de la antigua ley europea contra el finning, mucho más laxa que la actual y que permitía cortar las aletas a bordo si no se devolvía el animal al mar, algo difícil de comprobar en la práctica. Ahora, las aletas deben llegar a puerto pegadas al tiburón.

Prácticas como el finning han hecho que la población de tiburones esté de capa caída en todo el mundo. Algunas especies llevan 30 años conservando un pobre 10% de su población, y la desaparición de tiburones hace peligrar el mantenimiento de los ecosistemas oceánicos, ya que como explican los expertos son los principales depredadores del mar, y su labor es esencial para mantener las poblaciones de peces.

La India es el segundo país por extensión de mar donde más tiburones se cazan, solo por detrás de Indonesia. Entre ambos países suman el 20% de capturas de tiburón al año en todo el mundo, una clasificación que lidera la unión Europea. Los pescadores indios los capturan para comer, aunque los huesos y aletas se venden al otros países. En 2012, exportaron aletas de tiburón a China por valor de 4’8 millones de dólares, lejos de los 11’3 millones de 2011, lo que evidencia la clara disminución de población de tiburones en el Mar de la India.

Fuente: Ecología Verde

Foto: steve.garner32

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...