La estufa low cost de Dylan Winter

El último vídeo viral de YouTube nos enseña cómo calentar una habitación con ocho velas, dos macetas y una bandeja siguiendo el modelo de los refugios antiaéreos británicos de la II Guerra Mundial.

¿Os imaginais poder calentar una habitación por solo 30 céntimos al día? Al precio que está la luz puede parecer una quimera, pero es el coste que tiene hacerlo según el modelo con el que Dylan Winter está triunfando en YouTube, esa enorme fuente de tutoriales y de ideas «fabríquelo usted mismo» que tanto han triunfado en los últimos años, especialmente con el estallido de la crisis.

Para construir esta estufa de bajo costa tan solo necesitamos ocho velas, dos macetas, un mechero y una bandeja de metal, materiales que probablemente tengamos en casa o que en todo caso no son muy difíciles de encontrar. También podemos utilizar una revista que ya hayamos leído para proteger la estantería o mesa sobre la que pongamos la estufa. Construirla es fácil, y aunque el propio Winter nos lo explica en el vídeo, vamos a ver los tres pasos que hay que seguir:

  1. Lo primero de todo es poner la bandeja metálica sobre la revista en un lugar estratégico para mantener caliente toda la habitación. A continuación, encendemos cuatro velas y las ponemos dentro de la bandeja
  2. Una vez las velas están encendidas y en la bandeja, ponemos la maceta más pequeña sobre ellas, apoyada en los bordes de la bandeja. Es importante que la maceta no sea de plástico, ya que se podría derretir. También debemos tapar los agujeros que tenga en la base.
  3. Finalmente, ponemos la maceta más grande sobre la bandeja, de modo que la pequeña -y las velas- queden en su interior. En la maceta grande no hay que tapar el agujero. Las cuatro velas nos durarán aproximadamente cuatro o cinco horas, por lo que podemos gastar cuatro por la mañana y cuatro por la tarde.

El funcionamiento del invento es simple: las velas calientan el aire que contiene la maceta grande, que llegará al exterior de la habitación a través del agujero. Evidentemente, no nos servirá para calentar grandes estancias, pero si que es una buena idea para habitaciones o salas de estar. De hecho, en la habitación que calienta Winter solo hay espacio para una cama y su escritorio. Debemos tener precaución con el uso de fuego y no utilizar esta estufa si no estaremos en casa o si hay niños cerca.

Winter subió el vídeo en noviembre de 2012, pero no ha sido hasta este año cuando se ha hecho viral. De hecho, de los 4’2 millones de reproducciones que lleva, un millón ha sido en la última semana. Pero esta estufa no es ninguna idea de Winter, sino que el mecanismo ya se utilizaba en los refugios antiaéreos británicos durante la II Guerra Mundial.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...