La erosión hace que los peces raya lleguen a la costa

Un científico valenciano apunta a la destrucción de los ecosistemas marinos por culpa de la erosión, la llegada tardía del verano y la desaparición de depredadores como explicación a la llegada de peces raya a las playas valencianas.

A la gran cantidad de bañistas y turistas que cada verano abarrotan las playas de la Comunidad Valenciana, este año se les ha unido un acompañante muy peculiar, los peces raya. La Platja dels Terrers de Benicàssim (Castellón), la Malva-rosa o el Cabanyal en la capital valenciana y la de la Almadraba o San Juan en Alicante son algunas de las playas donde se ha izado la bandera amarilla por la llegada de estos peces, al parecer provocada por la destrucción de sus ecosistemas.

Según José Tena, decano de Ciencias del Mar de la Universidad Católica de Valencia, «la destrucción y erosión que ha sufrido a lo largo de los últimos años el suelo marino» es una de las causas «importantes» que explican la llegada de estos peces al litoral valenciano. Tena señala que la desaparición de una parte importante del ecosistema marino ha hecho que los peces raya se hayan desorientado en el momento de poner los huevos, o cuando iban a hacerlo, y han acabado en las playas.

Los peces raya son una especie ovípara. Tienen unos huevos parecidos a cápsulas cuadrangulares, y en cada vértice suelen tener un gancho que utilizan para agarrar los huevos en los poseidones o las algas para que puedan eclosionar. Además de la destrucción, Tena también apunta a la disminución de depredadores de peces raya y a la llegada tardía del verano, que ha provocado un retraso en el calentamiento del agua del mar, como otras razones que explicarían la presencia de ejemplares de peces raya cerca de la costa valenciana.

El investigador añade que no es nada común la aparición de peces raya de forma «tan masiva y cercana a la costa», y cree que es un fenómeno que nunca antes se había dado y no sabe si se podría repetir el próximo verano. Eso si, advierte de que el gran deterioro sufrido por el suelo marino «altera el comportamiento de muchas especies», por lo que en el futuro podrían llegar otras especies de peces o algunos invertebrados.

Tena tranquiliza a los bañistas explicando que no se trata de peces peligrosos, e incluso se atreve a presentarlos como un recurso para atraer más turistas. Como ejemplo pone las Islas Maldivas, en el Océano Índico, donde se organizan baños con este tipo de peces. El científico concluye que «es más probable que un perro te muerda cuando juegues con él que una raya te pique mientras te bañas en el mar», porque si no los intentamos capturar son una especia huidiza.

Fuente: Levante-EMV

Foto: Oneras

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...