La desertificación amenaza a millones de personas

Desertificación es la degradación de las tierras secas producto de las variaciones climáticas y las actividades humanas, las cuales, al estar degradadas, pierden o reducen la productividad. Recientemente, la ONU ha realizado y publicado un informe en el que concluyó que más de 1.000 millones de personas en 100 países distintos están directamente amenazadas por la desertificación. Conoce más de este serio fenómeno.

La desertificación amenaza a millones de personas

Desertificación es la degradación de las tierras secas producto de las variaciones climáticas y las actividades humanas, las cuales, al estar degradadas, pierden o reducen la productividad. Según lo define la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, la desertificación es un proceso que consiste en la degradación de las tierras de zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas resultantes de diversos factores, tales como las variaciones climáticas y las actividades humanas.

Este proceso degenerativo de las tierras es muy perjudicial porque afecta al medio de vida de millones y millones de personas. Recientemente, la ONU ha realizado y publicado un informe en el que concluyó que más de 1.000 millones de personas en 100 países distintos están directamente amenazadas por la desertificación.

Y no solo se limitó a informar semejante situación, sino que también atribuyó culpas a este proceso. La ONU culpó de la degradación de las tierras al cambio climático, a las técnicas agrícolas intensivas y al mal uso de los recursos hídricos. Tal como afirma Ban Ki Moon, secretario general de la ONU, “la continua degradación de las tierras -ya sea a consecuencia del cambio climático, de métodos agrícolas no sostenibles o de la sobreexplotación de los recursos hídricos- es una amenaza para la seguridad alimentaria”.



La situación es preocupante, más si tenemos en cuenta que según estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas cada año se degradan doce millones de hectáreas de tierra cultivable a causa de la desertificación. La cantidad de hectáreas que pierden o reducen su productividad por este fenómeno se traduce en la pérdida de producción de granos y, consecuentemente, en pérdida de dinero y alimentos.

La ONU puso como ejemplo los siguientes números: Por año se degradan 12 millones de hectáreas de tierras, lo que supone la extensión de un país como Bulgaria en la que se puede producir 20 millones de toneladas de grano anuales, y producto de esto se pierde cerca de 42.000 millones de dólares anuales.

Estas tierras secas que sufren las consecuencias del cambio climático, las técnicas agrícolas intensivas y al mal uso de los recursos hídricos conforman el 40% de la superficie terráquea y albergan aproximadamente a un tercio de la humanidad. Con lo cual, la desertificación es un problema serio que merece atención.

En dicho sentido, la ONU encabeza una campaña para frenar la desertificación en todo el mundo. Y la década comprendida entre 2010 y 2020 será una década en donde se realizarán una serie de esfuerzos para detener a este lamentable proceso y conseguir un desarrollo sostenible. De lo contrario, el secretario general de la ONU afirmó que habrá costes sociales muy altos como el aumento de los conflictos por los recursos naturales, las migraciones masivas o el riesgo de estallidos sociales.

Fuente: Europapress
Foto: Desertificación por Donmatas1 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...