Jardines contra la contaminación

Un investigador mexicano propone instalar jardines en las azoteas de los edificios para reducir la contaminación ambiental que hay. 400 plantas podrían crecer en los tejados.

Las zonas verdes, los llamados «pulmones» de las ciudades, son un pequeño oasis de naturaleza que ayudan a reducir la contaminación y hacen que el aire que respiramos sea un poco menos nocivo. Partiendo de esta premisa, Jerónimo Reyes, experto del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ha propuesto que se instalen jardines en las azoteas de los edificios de México DF, una medida que ayudaría a reducir los efectos de la contaminación en la capital mexicana, uno de sus grandes problemas, aunque tiene su punto utópico.

Jerónimo Reyes explicó en un diario mexicano que si los edificios mexicanos comenzaran a instalar estos jardines de forma masiva en sus azoteas, la vegetación podría captar mejor el dióxido de carbono. Los cálculos del experto sitúan en cerca de 1.400 tipos de plantas las que pueden adaptarse a las condiciones de sequía extrema mexicanas y sean capaces de mantenerse verdes todo el año, aunque hay 10 que podrían tener un uso potencial en estos jardines en las azoteas.

Algunas, como el sedum dendroideum, natural del Valle de México, no tienen función ornamental, aunque se compensaría porque «captura gran cantidad de carbono y se adapta a condiciones extremas». El sedum griseum y el rubrotincton son otras de las especies que Reyes señaló por su posible uso en estos jardines, que si triunfan y se extienden a otros lugares del mundo podrían suponer un nuevo concepto de tejado ecológico y de casa verde.

Aunque pueda parecer una idea fácil de aplicar, en realidad no lo es tanto, como admitió el propio investigador mexicano. La iniciativa tiene dos grandes problemas, las propias plantas y los edificios. Es cierto que Reyes ha encontrado una decena de candidatas a ocupar estos jardines en México, pero para que las plantas puedan crecer de forma natural necesitan una gran cantidad de tierra. Y aquí llega el segundo problema, calcular el peso que pueden soportar las superficies y la estructura de los edificios, además de impermeabilizar la superficie sobre la que se planten o mezclar bien la tierra.

Esta no es la última medida que ha aparecido en los últimos tiempos para atajar el problema de la contaminación en México, aunque si que es una de las más originales. Después de años de inacción o de tomar medidas que han demostrado ser completamente ineficaces, la administración local se plantea reducir el tráfico de la capital mexicana, e introducirá una mejora del sistema de transporte público.

Fuente: El Blog Verde

Foto: osde8info

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...