Inmunidad a quienes destruyen el Medio Ambiente

Varias de las más importantes ONG ecologistas del país no tardaron en cargar duramente contra el sistema judicial español por la Sentencia del Prestige en la que tanto capitán, como jefe de máquinas resultaron absueltos en sus acusaciones contra el medio ambiente.

Estudios muestran que el derrame de petróleo de Nigeria fue peor de lo que se había informado

Desde WWF, Ecologistas en Acción, Oceana y Amigos de la Tierra, aseguran indignados que destruir el medio ambiente es gratuito y que los auténticos culpables no han sido ni denunciados, ni cuestionados, ni juzgados. Por tanto, aseguran que se trata de una carta blanca a que se repitan desastres naturales como el del hundimiento del Prestige hace 11 años en las costas gallegas.

Asimismo y en lo particular, denuncian que la Audiencia de La Coruña declarase inocentes a los tres culpables y a la Administración, a la que, en palabras de Raquel Montón, responsable de la campaña de energía de Greenpeace, era imposible juzgar por estar la justicia “atada de pies y manos”, así como a los verdaderos culpables. Unos verdaderos culpables, que según la ecologista son los políticos y las petroleras que son quienes toman las decisiones importantes.

Raquel Montón afirma que el transporte marítimo del petróleo asegura que sigan ocurriendo este tipo de catástrofes ya que los sistemas legislativo y judicial españoles son incapaces de juzgar y condenar los crímenes contra la naturaleza.

En esto coincidía con el coordinador de Ecologistas en Acción, Theo Oberhuber, que aseguraba que la justicia no ofrece ningún tipo de optimismo ni solución. Además Oberhuber ha acusado de “inmoral” la sentencia, en especial la parte en la que se da por buena la opción de alejar el barco mar adentro agravando el problema y esparciendo el petróleo por el Atlántico.

Por su parte desde WWF, José Luis García Varas ha considerado defraudador el fallo en el que se ha condenado al mar a más catástrofes de este tipo, alimentando la anarquía existente en los mares en los que, lo que sucede allí “no es culpa de nadie”.

José Luis García Varas, también ha querido recordar lo sucedido en las costas de la Bretaña Francesa con el petrolero Erika que vertió 10.000 toneladas de fuel pero que, al contrario del Prestige, si ayudó a legislar a favor de la seguridad de los transportes marítimos.

Por último ha añadido que la red empresarial y el monopolio de estos transportes permite disgregar responsabilidades muy importantes dejando vía libre a los que contaminan los mares. Algo que tacha de “preocupante” es el hecho de que tras más de una década del suceso en la Unión Europea no se haya tomado la delantera a los problemas de seguridad que presentan los barcos que circulan por sus aguas, ni que se hayan construido puertos de refugio para emergencias marítimas.

También la portavoz de Amigos de la Tierra, Liliane Spendeler, ha declarado que se ha demostrado «la falta de responsabilidades ambientales por contaminación por hidrocarburos«.También ha apuntado que losacuerdos internacionales , «son claramente insuficientes» y los responsables «no pagan en absoluto por los daños que causan«.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...