Fijan en 137 el cupo de caza de lobos en Castilla y León

La Junta de Castilla y León anunció que el cupo de caza para lobos al norte del río Duero, para la temporada de caza 2012-2013, es de 137. El anuncio no tardo en ser criticado y en enfrentar a los ganadores con los grupos ambientalistas.

Debate por el cupo de caza del lobo

La Junta de Castilla y León anunció que el cupo de caza para lobos al norte del río Duero, para la temporada de caza 2012-2013, es de 137. Y como no podía ser de otra manera, el anuncio generó que diversas voces se alzaran en contra de la medida.

Las ONG ambientalistas mostraron su firme rechazo al cupo de caza de lobos fijados por la Junta. Y amén de este rechazo, lo cierto es que también la medida terminó enfrentando a los grupos ambientalistas con los ganaderos.

¿Por qué los ambientalistas se oponen al cupo de caza de lobos?

Básicamente se oponen porque la medida tomada por la Junta no está bien justificada, y no es la forma adecuada para resolver los problemas de gestión de la especie. Asimismo, podemos puntualizar su oposición con los siguientes lineamientos:

  • Falta absoluta de datos recientes y fiables sobre las cifras y área de distribución del lobo en la región.
  • Progresivo abandono de las medidas para prevenir ataques al ganado. Aquí cabe mencionar que durante el año pasado solamente se donaron 10 mastines a ganaderos de la región y no se concedió ninguna subvención para los cercados.
  • Retraso en la adopción de acciones complementarias, tales como la flexibilización en el sistema de gestión de los cadáveres del ganado extensivo, que es la fuente de alimento tradicional para el lobo.

Para mejorar la situación o, como mínimo, tomar decisiones con mayores fundamentos, las organizaciones afirman que es necesario mejorar los informes relacionados a la situación de los lobos, que son presentados por la Administración. Caso contrario, las decisiones podrán ser equivocadas, lo que repercutirá directamente en la población de la especie. Y respecto esto no hay que olvidarse que el lobo del sur del río Duero está incluido en el Anexo IV de la Directiva de Hábitats, por lo que está estrictamente protegido.

El documento mencionado establece que para las especies que estén dentro de esa categoría de protección el control poblacional es posible cuando sea tomado como una medida excepcional (que en el caso del lobo es por daños al ganado) y siempre que se cumplan dos requisitos previos: contar con datos sobre sus niveles poblacionales procedentes de censos rigurosos, y poner en práctica de manera generalizada medidas para la reducción de los daños ocasionados.

La puja entre ganaderos y ambientalistas está al orden del día. Por un lado tenemos la visión de quienes ven al lobo como una especie que atenta con el ganado y por otro lado tenemos una visión que ve al lobo como un patrimonio natural y cultural de la región, y que ven su exterminio como una pérdida incalculable.

Vía | Ambientum
Foto | Freakyman

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...