Festival Intenacional de Cine del Medio Ambiente de Barcelona

Del 5 al 11 de noviembre se celebra en Barcelona el 19º Festival Internacinoal de Cine del Medio Ambiente, el más importante de sus categoría. En la secció oficial participan 15 películas y 15 documentales de 17 países.

No tendrá el glamour de Cannes, Venecia, Donostia o Berlín; ni tampoco veremos a miles de fans esperando la llegada de la super estrella de turno ni de ningún director de fama mundial. De hecho, es fácil que el nombre de los directores de las películas que participan en este festival no nos suenen para nada, más allá de Daniel Chamorro, que una vez fue preseleccionado para los Oscar. No estamos hablando de un festival al uso, de los que llenan páginas de periódicos y espacios en la televisión, sino del Festival Intenacional de Cine del Medio Ambiente de Barcelona (FICMA), que este año llega a su 19ª edición.

El FICMA nació en 1993. Es el festival más antiguo dedicado al cine de medio ambiente, y el único con una sección oficial donde no se aceptan películas -en este caso documentales- que se hayan estrenado más de un año antes. Este año se celebra del 5 al 11 de noviembre, y participarán 15 películas y otros 15 cortos de 17 países en la sección oficial; además de cinco películas que se proyectarán al margen de la competición.

La gran diferencia entre este festival y otros más convencionales es que además de entretenr y servir de plataforma de lanzamiento para las películas, también tiene vocación sensibilizadora. Así, en la sección no oficial nos encontramos con ‘El petit FICMA’, destinado a acercar el medio ambiente a los estudiantes desde primaria hasta bachillerato.

También en la sección oficial nos encontramos con películas que combinan el entretenimiento, la crítica social y la reivindicación de la naturaleza. Un buen ejemplo de ello es ‘Silent Snow‘, de los holandeses Jan van den Berg y Pipaluk Knudsen-Ostermann donde siguen paralelamente el peligroso viaje de una expedición inuit por Groenlandia y el de una joven de la isla que recorre el mundo en busca de las causas de la contaminación que poco a poco está acabando con su pueblo.

Otra película que pinta bien es ‘Just do it‘, donde la británica Emily James sigue las actuaciones de distintos grupos de activistas que luchan contra el cambio climático como el bloqueo de fábricas o el ataque a fábricas eléctricas de carbón. La relación entre personas y medio ambiente, la alimentación saludable, la escasez de lluvias o el calentamiento global son algunos de los temas que están presentes en las películas y cortometrajes del FICMA.

Las proyecciones tendrán lugar en los cines Girona de Barcelona, además de los auditorios de la Facultad de Biología y Geología de la Universitat de Barcelona y de la SGAE, la Biblioteca de Catalunya y el Espacio Joven La Fontana. Los premios del FICMA se llaman Sol de Oro, y se reparten a la mejor película, mejor corto y mención especial del jurado, además del Premio Especial del Festival, destinado a personas o entidades relacionadas con la defensa del medio ambiente. Tratándose de un festival sobre cine y medio ambiente, no es de extrañar que el premio no use los materiales combencionales. Los Sol de Oro son esculturas hechas con materiales nobles y vidrio reciclado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...