Fenómenos naturales causados por el cambio climático

Incendios e inundaciones, huracanes, terremotos o erupciones volcánicas son algunos de los fenómenos naturales cuya intensidad y frecuencia ha aumentado el cambio climático.

Uno de los efectos más patentes del cambio climático es la acentuación de algunos fenómenos naturales, que se han vuelto más virulentos y habituales, especialmente en ciertas latitudes del planeta. Aunque su efecto es más grave en los países del tercer mundo, los desarrollados también los sufren aunque están mejor preparados para hacerles frente y reducir su incidencia. En este post vamos a conocer los fenómenos naturales que ha provocado el cambio climático.

  • Inundaciones: ya hemos visto que algunas islas o ciudades costeras desaparecerán por la subida de los océanos. Además, las lluvias torrenciales, cada vez más comunes, provocan inundaciones como las vividas en los Balcanes en mayo o Monpellier en octubre.
  • Ciclones/huracanes: aunque son más habituales en el Caribe o el Índico, Sandy, en Nueva York, demostró que ninguna zona se libra de ellos.
  • Temporales: no llegan a ser huracanes, pero todos los inviernos nos encontramos con tormentas destructivas, temporales de viento, lluvia, granizo o nieve que amenazan por igual a la población, las infraestructuras o a los cultivos.
  • Olas de frío o calor: son cambios de temperaturas inesperados, que se prolongan en el tiempo y a los que los ciudadanos no están habituados.
  • Sequías: la subida de las temperaturas ha llegado acompañada de la reducción de las precipitaciones. En el Mediterráneo español está el mejor ejemplo.
  • Incendios: una de las consecuencias de la sequía es que el monte está cada vez más seco, y los incendios forestales son todavía más devastadores. Todos los años nos encontramos con fuegos cada vez más impactantes en California o en Australia.
  • Plagas: la subida de las temperaturas modifica la conducta de algunas especies de animales, en especial de los insectos. Su reproducción puede favorecerse, por lo que su población aumenta de forma descomunal y se convierte en plaga que amenaza hábitats naturales como los bosques.
  • Volcanes y terremotos: los últimos estudios apuntan a que existe una relación entre el cambio climático y un aumento de la actividad sísmica y volcánica, ya que la tierra está intercomunicada y el calentamiento global afecta tanto al interior como al exterior del planeta.
  • Avalanchas, aludes y derrumbes: no estamos ante consecuencias directas del cambio climático, sino efectos indirectos fruto de las precipitaciones extremas de las que antes hablábamos o de rachas de viento poco habituales.
  • Epidemias: otro efecto indirecto, fruto de la sequía, la falta de agua y de recursos para gran parte de la población mundial son las epidemias que se producen en los países menos desarrollados que provocan millones de muertes, en especial entre los niños.

Vía: Cambio Climático

Foto: Eduardo Díez Viñuela

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (27 votos, media: 4,48 de 5)
4.48 5 27
Loading ... Loading ...