Éxito del programa piloto de retorno de envases de Cadaqués

El programa de retorno de envases de Cadaqués ha recogido 42.000 envases en sus seis primeras semanas. Por cada envase devuelto se retornan los 5 céntimos pagados por él.

Pagar cinco céntimos más por cada envase que compramos y que la tienda nos reembolsará si devolvemos el envase vacío. Este es el plan piloto que Cadaqués, en Girona, puso en marcha hace un mes y que ha sido todo un éxito. En estas seis semanas, se han recogido 42.000 envases, lo que según Miquel Roset, director del proyecto, supone la devolución al Sistema de Depósito, Devolución y Retorno de 1.100 recipientes de los 1.200 que se distribuyeron cada día, cerca del 90%.

Retorna, la plataforma impulsora del proyecto, pretende de esta manera desmontar los argumentos de los defensores del modelo actual de recogida de envases, con el que supuestamente se reciclan un 70%, cifra que Retorna reduce a un 26%. El alcalde de Cadaqués ha asegurado que el municipio está «más limpio» desde que se implantó el sistema, y que decidió que fuera esta localidad de la Costa Brava la que acogió la prueba por cuestiones medioambientales y como una forma de concienciar sobre el reciclaje, en especial a los más pequeños.

Con el proyecto colaboran dos supermercados y ocho tiendas, alas que se pueden devolver los envases. Además, por cada envase recibido, estos establecimientos reciben un bonus de 3 céntimos. A lo largo de este mes continuará el programa, por lo que hasta el día 30 se podrán retornar las latas y botellas, bien a los dependientes de los establecimientos, bien a las máquinas automáticas, que devuelven los 5 céntimos.

El alcalde de Cadaqués valora positivamente la respuesta de la población, y ya ha anunciado que intentará que el sistema SDDR (sistema de depósito, devolución y retorno de envases) se implante de forma definitiva en la localidad. También recomienda al resto de alcaldes españoles que lo lleven a sus municipios, ya que si se usan el sistema SDDR y el SIG -el del contenedor amarillo- «la gente sale ganando».  «Dando un valor económico a los envases se hace mucho más difícil encontrarlos abandonados en el pueblo», añada el alcalde.

Por su parte, Roset explica que de los 9 millones de envases que se venden cada día en Catalunya, solo 3’5 se recogen de forma selectiva, y el resto acaban perdidos o en vertederos. En cambio, con el sistema SDDR latas y botellas de plástico se reciclan separadamente, por lo que las balas de material reciclado tienen «mucha mayor calidad» que las convencionales, lo que también repercute en el precio que se paga por ellas en el mercado. Roset afirma que «ninguna de las 95 plantas de residuos de España obtiene tanta calidad», lo que demuestra que «el sistema funciona».

Fuente: 20 minutos

Foto: chuchurex

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...