España supera los límites de emisión de contaminantes

Por tercer año consecutivo, España superó en 2012 los límites de emisiones de gases contaminantes, aunque redujo la emisión de algunos como el óxido de nitrógeno.

Un año más, y ya van tres seguidos, España vuelve a aparecer en la lista de países europeos que vulneran los límites de emisiones contaminantes. En 2010, una directiva europea estableció el límite de emisiones que tenía cada país, y la Agencia Europea del Medio Ambiente (EEA, según sus siglas en inglés) acaba de publicar los datos correspondientes a 2012, en los que junto a España aparecen señalados otros 10 países comunitarios por no cumplir con los límites. En 2011 fueron 10, uno menos.

Junto a España, la EEA señala a Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovenia, Francia, Holanda, Irlanda, Luxemburgo y Malta como países incumplidores. Los contaminantes cuya emisión limitó Europa son el dióxido de azufre, los compuestos orgánicos volátiles, el amoniaco y los óxidos de nitrógeno. Se trata de elementos muy nocivos que dañan tanto a las personas (provocan enfermedades respiratorias) como al medio ambiente, dañando la vegetación y haciendo que los suelos sean cada vez más ácidos.

Las emisiones de óxido de nitrógeno son las que han provocado más incumplimientos. Igual que pasó en 2011, siete países incumplieron los límites de impuestos por la directiva europea, entre ellos España. Sin embargo, nuestro país ha mejorado su situación, ya que en 2012 superó los límites en un 6% más de lo que estaba autorizado a emitir. El tráfico rodado es el principal emisor de óxidos de nitrógeno, por lo que la reducción del tráfico sería una buena medida para reducir las emisiones de este elemento.

Hans Bruyninckx, director ejecutivo de la EEA, explica que la contaminación atmosférica continúa siendo un problema «muy real» en el continente, especialmente en Europa Occidental, como nos recuerdan las elevadas concentraciones contaminantes que se han registrado en las últimas semanas. París es el ejemplo más ilustrativo, ya que la alta contaminación hizo que las autoridades limitasen el tráfico de la capital francesa durante dos días en los que el transporte público fue gratuito para que los conductores dejasen el coche en casa.

Bruyninckx insistió en que es necesario seguir trabajando para recortar más las emisiones. Según el director ejecutivo de la EEA, las nuevas tecnologías «pueden ayudar» a cumplir con este objetivo, pero hay que animar e insistir a los ciudadanos para que «adopten medidas» como dejar el coche en casa y utilizar medios de transporte alternativos. Como dato esperanzador, acabaremos diciendo que, pese a haber un país más que excede los límites, las emisiones conjuntas de los cuatro gases contaminantes bajaron respecto a 2011.

Via: El País

Foto: Beeches Photography

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...