España supera las 100 mociones antifracking

Las 103 mociones antofracking aprobadas en España contrastan con el apoyo del Gobierno a esta técnica y los más de 70 permisos que se han pedido para exploraciones previas.

103 municipios, diputaciones o parlamentos autonómicos han aprobado mociones contrarias al fracking, según los datos de la Federación Española de Municipios y Provincias; un centenar de voces contrarias a esta técnica de extracción de gas y petróleo que contrasta con el entusiasmo que han mostrado distintos ministros, como el de Industria o Medio Ambiente. La predisposición del Gobierno español hacia esta técnica también difiere de las moratorias que otros países comunitarios como Francia, Dinamarca, la República Checa o Bulgaria han impuesto al fracking.

Cantabria fue la primera comunidad en prohibir el fracking. Lo hizo el pasado mes de abril, y entre los argumentos que utilizó el Parlamento, controlado por el PP con mayoría absoluta, destaca que los riesgos medioambientales no compensan la teórica riqueza de un subsuelo que debería reducir la gran dependencia energética española. En cambio, José Manuel Soria, ministro de Industria o Arias Cañete, responsable de Medio Ambiente, han apoyado esta práctica, aunque «con garantías medioambientales» en el caso de este último.

La realidad es que se desconoce la cantidad real de hidrocarburos que se podrían extraer mediante esta técnica en España, aunque el Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas, férreo defensor del fracking, estima que hay suficiente gas como para garantizar 39 años de consumo interno. El fracking apenas está regulado en España, más allá de las mociones antifracking y un anteproyecto de ley reciente que establece que todos los proyectos que impliquen la fracturación hidráulica deben tener una evaluación de impacto ambiental completa.

Ni esta incertidumbre sobre el éxito de la empresa ni la oposición de municipios y comunidades autónomas han logrado impedir que el número de compañías dispuestas en invertir para estudiar la presencia de hidrocarburos bajo suelo español deje de crecer. Mientras en 2008 tan solo se pidieron una decena de permisos para investigar hidrocarburos, el año pasado Industria recibió más de 70 peticiones, la mayoría de ellas relacionadas con el fracking.

Mónica V. Cristina, portavoz de la plataforma Shale Gas -que agrupa a diversdas compañías que se dedican al fracking- explica que en España todavía «no se hace fracking. Los permisos que se están concediendo son para hacer sondeos sísmicos y perforaciones exploratorias. Si se descubre que hay gas, habría que pedir nuevos permisos para la fase de extracción»; y añade que en este hipotético caso el proceso se podría demorar entre cuatro y seis años. Quizá entonces España ya haya regulado el fracking.

Fuente: El País

Foto: aiaraldea.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...