Energía sucia en Argentina

Siglo XXI. Los días pasan, el tiempo corre pero no se observan muchos cambios en la política energética o ambiental de Argentina. En este país se hicieron ojos ciegos a algunos temas ambientales y están avanzando con la creación de una Central Térmica a carbón en Rio Turbio, Provincia de Santa Cruz. Lejos de los anhelos por avanzar en la producción de energía limpia, y pasando por alto el elevado grado de contaminación de la quema de carbón, parece que la quema de carbón a gran escala ya es un hecho.

Protesta por la creación de la Central Térmica a carbón en Rio Turbio

Siglo XXI. Los días pasan, el tiempo corre pero no se observan muchos cambios en la política energética o ambiental de Argentina. Yo me pregunto ¿Por qué la política y leyes están a tantos años de distancia de los hechos que ocurren en el presente? Las sociedades no son estáticas, y junto a sus cambios, nuevas leyes y decisiones políticas deben tomarse.

No concibo la idea de que nos manejemos en la actualidad con viejas ideas y no tomemos en cuenta temas del presente, algunos tan importantes y de carácter internacional como el cambio climático. Parece que en Argentina hicieron ojos ciegos a algunos temas ambientales y están avanzando con la creación de una Central Térmica a carbón en Rio Turbio, Provincia de Santa Cruz.

Esta usina a carbón pretende ser una importante central donde se queme carbón a gran escala para producir electricidad. Lejos de los anhelos por avanzar en la producción de energía limpia, y pasando por alto el elevado grado de contaminación de la quema de carbón, desde la Presidencia de Argentina se ha anunciado este proyecto con simpatía, claro que por un pequeño grupo.


Recientemente, el 12 de Marzo, tuvo lugar un acto oficial en la Provincia de Santa Cruz, donde activistas de Greenpeace irrumpieron para manifestar su protesta contra la Central Térmica a carbón en Rio Turbio. A raíz de este hecho, es que os deseo transcribir algunas declaraciones de personas de Greenpeace respecto a este tipo de energía sucia que va a tener lugar en Argentina.

Esto es una irracionalidad ambiental y económica, ya que se está impulsando el desarrollo del carbón para producir electricidad, que además de ser cara es la opción que más contamina y más cambio climático genera.

Se está apostando por uno de los métodos más sucios para generar energía y el que más contribuye al calentamiento global, un verdadero disparate.

Mientras se destinan anualmente cientos de millones de dólares en energías sucias, para las energías renovables sólo existen promesas y anuncios que nunca se concretan.  El muy pobre desarrollo de la energía eólica es una clara muestra del fracaso de la política energética.

En vez de apostar al cambio, en dar ejemplos y comprometerse con el medio ambiente, Argentina demuestra con hechos lo contrario. Acá no valen las palabras, mucho es lo que prometen hacer para frenar el cambio climático, pero con ejemplos como este vemos un largo trecho entre lo dicho y lo hecho.

La quema de carbón es un gran contaminante, y esta usina representa un potencial daño. Se estima que la misma necesitará 3.720 toneladas de carbón diarias para funcionar, 900 metros cúbicos de agua, 360 toneladas diarias de cal y 8 toneladas de amoníaco. Así mismo, aún no han dado respuesta a dónde irán los desechos, cenizas y gases tóxicos, que ocasionará esta usina.

Por último, para colorear un poco más esta Central Térmica a carbón, os cuento que el informe sobre el impacto medioambiental de la misma fue encargado a la empresa que ganó la licitación, un poco raro que fallen en su contra, ¿no?

Foto: Greenpeace

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...