El volcán Etna entró en erupción

Localizado en la costa este de la isla de Sicilia, Italia, entre las provincias de Mesina y Catania, el volcán Etna entró en erupción este miércoles pasado y generó una gran alerta en la zona. Ríos de lava incandescentes fueron expulsados por el volcán y afectaron al desértico Valle del Bove. Aún no se descarta que se produzca ceniza volcánica. Conozcan más de esta erupción y del volcán Etna.

Una de las erupciones del volcán Etna

Localizado en la costa este de la isla de Sicilia, Italia, entre las provincias de Mesina y Catania, el volcán Etna entró en erupción este miércoles pasado y generó una gran alerta en la zona. Ríos de lava incandescentes fueron expulsados por el volcán y afectaron al desértico Valle del Bove. Aún no se descarta que se produzca ceniza volcánica, por lo cual la actividad del aeropuerto se ve modificada.

El volcán tuvo su actividad por la zona sur este del cráter oriental y por esto sólo se vio afectado el Valle del Bove. Afortunadamente, el Etna se calmó y, según los análisis de los expertos, se  estima que no se volverán a registrar movimientos en el volcán. Parece que con la actividad registrada y la gran cantidad de lava que expulsó por una de sus laderas el día miércoles fue suficiente para que el volcán descargue mucha de su energía. Incluso los valores de los temblores de los conductos internos del volcán ya han vuelto a su normalidad.

Las erupciones producidas pudieron ser vistas a gran distancia del Etna. Según el diario italiano Corriere della Sera, las provincias Catania y Taormina pudieron ser testigos de la erupción del volcán.

Con esta erupción, el Etna finaliza con casi tres años de inactividad, ya que sus últimas erupciones fueron registradas en los años 2007 y 2008. Al respecto, la última gran erupción, y que estuvo acompañada por más de doscientos pequeños terremotos, fue en mayo de 2008. Desde ese entonces, la calma se apoderó del volcán.

Así mismo, vale mencionar que este volcán está constantemente controlado por profesionales del Instituto de Geofísica y Vulcanología de Catania, INGV.

Más información sobre el volcán Etna

El volcán Etna, el cual comenzó como un volcán submarino hace aproximadamente 700.000 años, es uno de los pocos volcanes activos de Europa. Es más, con sus 3.342 metros, es el volcán activo más grande de toda Europa. Morfológicamente, este volcán es una enorme mole cuyas laderas comienzan a alturas variables alrededor a los 1.000 metros. Tiene forma de cono truncado con pendiente moderada y a los 2.500 metros de altitud la pendiente comienza a suavizarse y, entre los 2.900 y 3.250 metros, la pendiente se hace más abrupta. Es un edificio somital, un enorme cono y varios cráteres con permanentes humaredas.

Además, este volcán se infla y desinfla por la presión de su magma interno y cada año se expande más de un centímetro en dirección al mar.

Por otro lado, visitar a este volcán y poder ver las erupciones de lava que tiene constituye uno de los mayores atractivos de esta parte de Sicilia. Pero con este acontecimiento, ¿Quién se animaría a ir hasta allí? A pesar de que este controlado y se cierren los accesos cuando haya algún peligro, ¿no os daría un poco de miedo?

Fuente: Europapress y La Sicilia

Foto: Etna en Commons Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...