El lobo reaparece en Cataluña

Casi un siglo después de su extinción en nuestro país, el lobo ha hecho su reaparición en Cataluña procedente de Francia y los datos dicen que han vuelto para quedarse. Los ganaderos, que ven como las reses son atacadas por estos animales, son ahora la principal amenaza para la recuperación de esta especie.

Hay veces en las que  los ecologistas pueden animarse y empezar a creer en los milagros. Se trata de situaciones que se dan muy pocas veces y a pesar de ello uno de esos casos acaba de darse en Cataluña donde  en los últimos años han sido avistados una  decena de lobos, algo que  no tendría nada de raro, si no fuera porque esta especie desapareció de la zona hace casi un siglo.

Pero, la buena noticia no se queda ahí, sino que es mejor de lo que muchos podrían haber esperado ya que , entre esos lobos que han pasado a la península procedentes de Francia, se encuentra una hembra, lo que confirma el retorno de este animal a nuestro país  después de su extinción por la acción del hombre entre finales del siglo XIX y principios del XX.

La noticia se ha dado a conocer  a través de un extenso artículo firmado por personal de la Dirección General de Medio Natural de la Generalitat y que publica la revista ‘Quercus’, una de las más importantes a nivel especializado, en el que biólogos y agentes rurales detallan que los análisis genéticos practicados sobre excrementos y pelos recuperados confirman la presencia de al menos 13 ejemplares diferentes, sobre todo en el Parque Natural del Cadí-Moixeró.

El lobo ibérico se extinguió en Catñuña hace un siglo. Imagen: Juan José González Vega para Wikimedia Commons.

Si bien los expertos señalan que hasta la fecha «no hay evidencias de reproducción en Catalunya», en parte porque en la expansión del animal los primeros en colonizar nuevas regiones son los machos jóvenes, los especialistas también afirman que los ejemplares de esta especie, que pertenecen a la rama italo-francesa de este animal,  han llegado a los Pirineos para quedarse.

Según los datos hechos públicos por los expertos, los primeros avistamientos de lobos en Cataluña se produjeron en 2004 y , desde esa fecha se  calcula que el lobo ha ocupado 1.400 kilómetros en el macizo del Cadí y otras sierras limítrofes repartidas por diversas comarcas pirenaicas, en su mayoría zonas naturales protegidas con abundancia de rebecos, corzos, jabalíes y liebres, aunque también se han detectado incursiones hasta 90 kilómetros al sur, llegando a la provincia de Barcelona.

En todo este tiempo, también se ha identificado un ejemplar muerto de la especie, aunque, según se indica en el artículo firmado por los especialistas, no se ha detectado presencia de disparos ni trazas de envenenamiento en el cuerpo del animal. Sin embargo, los ganaderos de la  zona son ahora mismo la principal amenaza para la supervivencia de la especie en Cataluña, ya que estos ven amenazados su rebaños por la presencia de estos animales, responsables directos de la muerte de 81 reses en los últimos siete años.

Pese a estos ataques a las reses, la noticia de la reaparición del lobo sigue siendo buena, una prueba más de que a veces, la naturaleza nos sorprende con su capacidad para resurgir pese a nuestra capacidad para atacarla.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...