El Gran Incendio de Roma ¿Quién fue el responsable?

Se trata de un incendio que arrasó con gran parte de la ciudad, que incluso actualmente todavía no se sabe con exactitud cuál fue su detonante. Pero conozcamos de qué se trata esta increíble historia.

El Gran Incendio de Roma ¿Quién fue el responsable?

Roma es por excelencia una de las ciudades del mundo más visitadas por turistas, su rica historia, monumentos y construcciones, que forman parte de ella, son la causa de que día tras día salgan desde diversas partes del mundo vuelos a Roma con el objetivo de conocer tan imponente lugar.

Justamente una de las construcciones más visitadas es el Coliseo, su impactante fachada e increíble interior llaman la atención de miles, millones de personas que se acercan cotidianamente para poder observarlo. Sin embargo, a pesar de ser una obra que comenzó a realizarse entre los años 70 y 72 después de Cristo, Roma tiene historia e historias, incluso, previas a la creación del Coliseo.

Una de estas historias recae en un incendio que arrasó con gran parte de la ciudad, del cual actualmente todavía no se sabe con exactitud cuál fue su detonante. Pero conozcamos de qué se trata esta increíble historia.


Este es un hecho que desde la historia se conoce como «El Gran Incendio de Roma». Un fuego que , como dijimos, arrasó toda la ciudad durante casi cinco días, y que tuvo presencia en Julio del 64, aunque todavía no se sabe con exactitud si ha sido el 18 o el 19 de dicho mes.

Este hecho se produjo durante el periodo en el que Nerón fue emperador de Roma y el motivo de su inicio aun es una incógnita. Exactamente son cinco las hipótesis.

La primera de ellas indica que Nerón tenía deseos de destruir la ciudad, y motivado por estos envió de forma secreta a un grupo de hombres comandados por él para que fingieran estar bebidos e iniciaran el incendio, mientras él observaba como la ciudad ardía desde su palacio en la colina Palatina, al tiempo que cantaba y tocaba la lira.

La segunda de las hipótesis es un tanto parecida y también culpa a Nerón. Esta indica que por el mismo deseo de destruir la ciudad, Nerón mandó a varios de sus hombres a incendiar la ciudad, pero de manera abierta y a la vista de todos, mientras él observaba desde la torre de Mecenas, en la colina del Esquilino, a la vez que cantaba y tocaba la cítara.

La tercera de las posibilidades vuelve a culpar al emperador, quien habría mandado a incendiar la ciudad mientras cantaba y tocaba la lira en un lugar privado.

La cuarta hipótesis es la que más credibilidad ha ganado a lo largo de la historia y es la que la mayoría de los historiadores da por cierta. Esta indica que el incendio fue un accidente, ya que la mayoría de las casas de la época eran de madera, en calles estrechas, y como la gente cocinaba en hogares abiertos, los incendios eran cosa de todos los días. En esta hipótesis Nerón no estaba en Roma sino en Anzio.

La última de las hipótesis es que el incendio fue causado por los cristianos. Basada en esta hipótesis, la historia cristiana señala este hecho como la raíz de la primera persecución a los cristianos.

Según el historiador Tácito, cuatro de los catorce distritos de Roma fueron quemados, mientras que otros siete quedaron dañados

Esta es solo una de las historias que marca a Roma y entusiasma a muchas personas a visitarla. La capital italiana es única, emblematica e histórica. A quienes puedan viajar a Roma, os recomendamos aprovechar el viaje y conocer toda su esencia y los hechos más significantes, como lo es este gran incendio.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...