El Ejército no hará maniobras en la Isla de Lobos

Defensa ha rectificado y el Ejército no llevará a cabo ningún ejercicio militar en la Isla de Lobos, un parque natural protegido, como tenía previsto hacer.

La Isla de Lobos es un pequeño islote de apenas 4’5 km2 al norte de Fuerteventura. Hace años que está deshabitada, y toda ella está incluida en el Parque Nacional Isla de Lobos, un espacio protegido. El valor ecológico del islote no pareció ser ningún problema para el ministerio de Defensa, que hace unos días programó unas maniobras militares en la Isla de Lobos. El ejercicio, que iba a durar tres días, provocó un gran enfado en el Cabildo de Fuerteventura y en el Ayuntamiento de La Oliva, del que depende la isla de Lobos.

Si la situación ya era esperpéntica de por si, Defensa añadió un nuevo giro de guión a la historia y anunció que cancelaba las maniobras, a la vez que decía que no se haría ningún ejercicio militar en la isla «ni ahora ni nunca». El parque natural tiene el acceso restringido, y está prohibido acampar en él, algo que los militares hubieran hecho a lo largo de los tres días de maniobras.

Antonio Gallardo, coordinador del parque natural, se mostraba perplejo por la idea de Defensa de hacer maniobras en un entorno natural «tan protegido», en el que incluso estaba previsto que participaran helicópteros. El ejercicio lo tenía que realizar la Brigada de Infantería Ligera de Canarias, y en el documento que llegó a la Concejalía de Medio Ambiente del Cabildo de Fuerteventura se incluía un estudio básico de impacto ecológico.

El informe venía firmado por el comandante en jefe de la G-3 José Roberto Sánchez, quien pese a admitir que las maniobras afectaban una zona ecológicamente sensible y un espacio natural protegido negaba cualquier posible efecto negativo sobre la biodiversidad de la Isla de Lobos.

El Ejército lleva 38 años sin entrar en Lobos, con el único paréntesis de julio de 2002, cuando 25 militares permanecieron en la isla durante el enfrentamiento entre España y Marruecos por el islote de Perejil. El presidente del Cabildo de Fuerteventura, el nacionalista Mario Cabrera, critica que no es el primer problema que tienen con el Ejército en las últimas semanas, después de la ampliación de la zona de influencia de un acuartelamiento en Puerto del Rosario, capital iselña, que lo ha llevado a apropiarse «por decreto de espacios colindantes al aeropuerto y a otras infraestructuras claves para el desarrollo de la isla».

Por su aprte, el PP canario y la Delegación del Gobierno en las islas justifican la situación por el protocolo, ya que «a veces se avisa de cosas que luego no se hacen», a lo que añaden que la misión del ejército es «tener controlado todo el territorio español». Mientras, en la isla siguen sin explicarse porque Defensa «de entre todo el Estado, escoge Isla de Lobos para sus maniobras», cuando ésta es una zona especial de protección a las aves o con los senderos donde se puede transitar claramente delimitados.

Fuente: El País

Foto: Rafel Miro

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...