El Director de Operaciones de Sostenibilidad, nueva figura en las empresas

El Director de Operaciones de Sostenibilidad es una figura que cada día aparece más en las empresas españolas.

Las empresas se hacen cada vez más responsables

El papel del Director de Operaciones de Sostenibilidad está cada vez más presente en las grandes empresas que quieren mejorar su competitividad. Es un puesto que ha nacido recientemente, gracias a la evolución que han sufrido los negocios de cara al ámbito social.

Su predecesor fue la figura del director de Responsabilidad Social Corporativa, que surge durante el siglo XIX. Trata de aunar esfuerzos que logren la eficacia empresarial dentro del marco de los principios democráticos y de apoyo a la comunidad. Se encarga de gestionar activamente la mejora social, ambiental y económica de su empresa. El objetivo último es conseguir un positivo posicionamiento en el mercado y aumentar su valor añadido.

Ya no basta con presentar un producto que sea superior al que pueden ofrecer los demás, sino conseguir un modelo empresarial ejemplar. Este factor se consigue por medio de la innovación responsable, en la que los negocios trabajan por medio de inversiones en I+D.

Pero en ocasiones, como señala el Director de Reputación Corporativa de Telefónica, Alberto Andreu, el fin último de la Responsabilidad Social Corporativa se desvía hacia programas más sociales que empresariales, lo que ha generado la necesidad del CSO en las empresas. Según Andreu “se ha secuestrado la verdadera naturaleza de la RSC: gestión íntegra y ética de las multinacionales en el proceso de globalización como vía de valor para el negocio y los grupos de interés”.

El CSO debe incluir en sus proyectos la gestión del talento, encaminar acciones para atraer a las personas más destacadas para un puesto de trabajo determinado. Gestionar los residuos ocasionados tras la actividad, tema que está actualmente controlado de forma legal, pero no todas las empresas lo llevan a cabo. Es un punto fuerte para generar una imagen pública deseable.

El factor de la brecha digital debe tenerse en cuenta a la hora de hacer llegar la información de la empresa al resto del mundo, ya que existe una desigualdad social en cuanto a la accesibilidad a las nuevas tecnologías. Según estudios realizados por la asociación sin ánimo de lucro Forética, estos puntos son fundamentales de cara a un trabajo de RSC.

Los principales problemas con los que se encuentran las empresas de sostenibilidad es el modo de medir el impacto que todas estas acciones emprendidas producen en su gestión. Resulta fundamental concienciar a empleados, clientes y proveedores para llevar a cabo una labor conjunta en todas las etapas del proceso empresarial.

Según un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts, la mejor manera de conseguir una compañía sostenible es la reducción del coste de capital con un programa de medición de riesgos, un empleo eficiente de los recursos energéticos y la legitimación de la entidad de cara a sus clientes y la opinión pública.

En definitiva, cuentan todas las actividades encaminadas a mejorar la imagen de la empresa hacia el exterior. Hoy en día se tiene muy en cuenta el respeto por el medio ambiente.

Imagen: Pixabay

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...