El despertar helado del Mamut

Aunque hoy es sólo leyenda o producto de imaginaciones románticas, durante miles de años en la última edad de hielo, los mamuts lanudos se paseaban por los prados y bosques de la tundra de la actual Siberia. Ahora, diez mil años después de su extinción, la temperatura aumenta y muchos de estos animales, que al morir quedaron congelados, quedan de nuevo al descubierto, volviendo a recuperar de alguna manera su majestuoso reinado.

El mamut es uno de los animales más fascinantes que han existido nunca

Uno de los científicos rusos involucrados en este bestial proyecto, Serguei Zimov, calcula que dentro de la capa de hielo permanente del subsuelo siberiano hay alrededor de 150 millones de mamuts. Algunos se conservan congelados enteros. En otros casos sólo se conservan los huesos.

Serguei Zimov, director del Cherskii Science Station Rusia, asegura que hace 300 años que las personas buscan allí huesos de mamut. Cada año, en dicha región, se desentierran entre treinta y cuarenta toneladas de huesos y colmillos de mamut. En Cherskii, 6.600 kilómetros al noreste de Moscú, los coleccionistas llegan a pagar por un colmillo bien conservado hasta 10.000 dólares. Pero los restos de mamut no son sólo un tesoro preciado por los coleccionistas, sino también por los científicos.

Los investigadores del Museo de Zoología de San Petersburgo están trabajando para reconstruir un mamut adulto. Parten de un hallazgo realizado en la península de Gydan, al norte de Rusia: la pierna de una hembra de unos sesenta años. Para garantizar la perfecta conservación de los tejidos, los taxidermistas limpian y restauran las partes dañadas con mucho cuidado.

Lyuba es una cría que murió atrapada en el barro con sólo un mes de edad. 42.000 años después, en 2007, un pastor de renos de Yuri Khuda, en el norte de Rusia, se la encontró intacta. Hoy, su momia se expone de forma itinerante en varios museos. Es, según los expertos, un ejemplar único en el mundo, ya que es el ejemplar mejor conservado nunca descubierto, totalmente intacto. No como los esqueletos que podemos encontrar en museos de historia natural típicos. Este ejemplar tiene toda la carne y el pelaje como eran, por lo que es lo más parecido a ver un mamut en carne y hueso.

Ejemplares como Lyuba, conservados gracias al hielo, han hecho posibles muchos avances científicos. Unas muestras de pelo de mamut lanudo permitieron descifrar, en 2008, cuatro quintas partes de su genoma. Un hito que, según aseguran sus autores, abre la puerta, en el futuro, a recrear un mamut lanudo y devolverlo de la extinción. Aunque, por ahora, esta posibilidad sólo parezca ciencia ficción.

Foto: Bichuas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...